Publicación del informe anual sobre violaciones de los derechos sindicales

08.06.2012

Según el informe, en 2011 al menos 76 trabajadores murieron directamente como consecuencia de sus actividades sindicales; además de los matados durante la represión de las protestas de la Primavera árabe.

MUNDO: 2011 fue un año difícil y con frecuencia peligroso para los trabajadores en todo el mundo, y quienes osaron defender sus derechos sindicales sufrieron el despido, la detención, la cárcel e incluso la muerte.

Tal es, en esencia, el panorama que aparece en el informe anual sobre violaciones de los derechos sindicales publicado el 6 de junio por la Confederación Sindical Internacional (CSI). En el informe de este año se examinan 143 países.

Colombia es una vez más el país más peligroso del mundo para los sindicalistas. De las 76 personas asesinadas por sus actividades sindicales, sin contar los trabajadores matados durante la Primavera árabe, 29 perdieron la vida en Colombia. Y en Guatemala, también otra vez los sindicalistas pagaron un alto precio, con 10 asesinatos cometidos impunemente. En Asia fueron asesinados otros ocho sindicalistas.

Las tendencias mundiales destacadas en el informe incluyen la falta de respeto por gobiernos de la legislación laboral, la carencia de fondos para la inspección del trabajo y la protección de los trabajadores, la ausencia de derechos y el abuso de los trabajadores migrantes en todo el mundo, particularmente en los Estados del Golfo, y la explotación  de la fuerza de trabajo, mayoritariamente femenina, en las zonas industriales francas de todo el mundo. Entre los más vulnerables se encuentran los 100 millones de trabajadores domésticos.

"No es una coincidencia que el Informe anual de la CSI se publique cada año coincidiendo con la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT; sirve de complemento a la discusión sobre los abusos de derechos sindicales en el mundo, que normalmente tiene lugar en la Comisión sobre la Aplicación de Normas" dijo Jyrki Raina, secretario general de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas.

"Trágicamente, estos casos críticos no se escucharán este año en la OIT debido a la decisión del Grupo de los Empleadores de abandonar el proceso de supervisión de convenios en la Comisión. Las consecuencias de este peligroso hecho se dejarán sentir allende los confines de la OIT."

Puede leerse el Informe completo en: http://survey.ituc-csi.org/