Cuatro trabajadores de desguace de buques muertos en Bangladesh

10.04.2014

La explosión de una bombona de gas en el astillero de desguace de buques de la Arafin Enterprise en Sitakunda (Bangladesh) causó la muerte de cuatro trabajadores que inhalaron dióxido de carbono el 3 de abril. Otros tres trabajadores heridos están hospitalizados.

Según la información proporcionada por el Consejo de Sindicatos de Bangladesh de la IndustriALL, el propietario de la  planta cerró las puertas después del accidente. Personas de la comunidad local se reunieron a la entrada y tuvieron que echar abajo la puerta para rescatar a los trabajadores heridos y llevarlos al hospital.

El empleador alegó luego que los trabajadores heridos no formaban parte de los empleados, sino que habían sido contratados por un comerciante de cables eléctricos para desmantelar los cables del buque varado desde hace un mes para el desguace. El empleador afirmó también que los trabajadores estaban provistos de equipo de seguridad, pero que no lo utilizaron.

Según varios informes, entre enero de 2008 y junio de 2013 hubo 78 muertos y 119 heridos registrados en el sector de desguace de buques de Bangladesh. Sin embargo, no se dispone de datos oficiales sobre salud y seguridad en el trabajo. La Fundación de Salud y Seguridad en el Trabajo y Medio Ambiente de Bangladesh estima que las cifras reales pueden ser hasta 20 veces más altas.

Kan Matsuzaki, director del sector de construcción naval y desguace de buques de la IndustriALL Global Union, que ha investigado la situación de los trabajadores de desguace en Asia del Sur, dice:

“Deploramos las víctimas de este terrible accidente y lloramos por las víctimas con sus familias y amigos. Nuestros afiliados han hecho muchos esfuerzos para sindicar a los trabajadores de desguace de buques en Bangladesh a fin de proteger su vida en condiciones de salud y seguridad en el trabajo peligrosas. Pero los empleadores impiden las actividades sindicales. El Gobierno tiene que iniciar inmediatamente el diálogo tripartito y las negociaciones sobre medidas prácticas para proteger las vidas humanas en los astilleros, así como los derechos fundamentales de los trabajadores.”