Jump to main content
IndustriALL logotype

Después de la muerte de 28 mineros por inundaciones en minas de oro en Zimbabue, es imprescindible establecer normas de seguridad en la minería artesanal

21 February, 201928 mineros artesanales murieron la semana pasada cuando se inundaron las minas de oro Cricket y Silver Moon en Battlefields, a 175 km de Harare, debido a intensas tormentas de lluvia. Ocho mineros fueron rescatados con vida, pero hay otros desaparecidos, que se teme hayan muerto. Siguen las fuertes lluvias, atrasando las labores de rescate.

Las empresas mineras Zimplats y Rio Zim han proporcionado maquinarias y accesorios para el trabajo de rescate. El equipo de rescate ha señalado la necesidad de contar con bombas más potentes para achicar el agua en el interior de las minas, con el fin de rescatar a los mineros que están desaparecidos, ya que el nivel del agua sigue subiendo.

Glen Mpufane, Director del sector de minería, diamantes, piedras preciosas, ornamentos y fabricación de joyas de IndustriALL Global Union, señala que estas tragedias se podrían evitar si las partes interesadas clave dieran prioridad a la salud y seguridad del personal que labora en las operaciones de la minería artesanal y de pequeña escala (MAPE). En particular, los gobiernos deben desarrollar políticas para formalizar las relaciones con la MAPE y con aquellas empresas mineras que cuenten con operaciones en las zonas cercanas.

“Es una responsabilidad social promover la salud y seguridad de los trabajadores de la MAPE; las partes interesadas no deben hacer la vista gorda. Por lo tanto, apoyamos iniciativas en las que las empresas mineras se comprometan con los sindicatos y comunidades para lograr minería segura y sostenible, tales como la Iniciativa para Garantizar la Minería Responsable (IRMA), que, en su Estándar, exige compromiso entre la minería a gran escala, la MAPE, y las comunidades”.

Zed Banda, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros de Zimbabue, organización afiliada a IndustriALL, agregó lo siguiente:

“La minería artesanal y de pequeña escala es una de las formas que usan los trabajadores y trabajadoras para sobrevivir la crisis económica de Zimbabue. En un país con pocas oportunidades, donde el desempleo es muy alto, alcanzando más del 90%, la MAPE ayuda a los jóvenes a poner comida en la mesa. Pedimos al gobierno que reconozca y apoye a la MAPE para poner fin a las condiciones mineras mortales en que trabajan para apenas ganarse la vida”.

Aunque los trabajadores/as de la MAPE, usando herramientas rudimentarias como picos, palas, cuerdas y cubos, son estos trabajadores/as quienes han extraído la mayor parte del oro de Zimbabue. Según Fidelity Printers and Refiners, filial del Reserve Bank of Zimbabwe, y el único comprador de ese metal precioso en el país, la producción del oro aumentó principalmente debido a la MAPE. Por ejemplo, en 2018, la MAPE produjo 21,7 toneladas en comparación con las 11,5 toneladas de las empresas mineras.

Sin embargo, a pesar de este alto nivel de producción, la legislación es discriminatoria contra los mineros de la MAPE, quienes laboran en condiciones espantosas y peligrosas, donde hay poco respeto por las normas de salud y seguridad que se exigen en la minería. Para mejorar las condiciones, los trabajadores/as de la MAPE han solicitado participar en las conversaciones actuales sobre el Proyecto de Enmienda de la Ley sobre Minas y Minerales. Los mineros plantean que las políticas de regulación pueden mejorar la salud y seguridad y promover la minería sostenible.

El Parlamento de Zimbabwe afirma que en el país hay 500.000 trabajadores/as de la MAPE que brindan apoyo, por lo menos a tres millones de personas en sus familias, pero que operan sin políticas de regulación ni apoyo gubernamental.

La Indaba de Minería Alternativa, que se celebra anualmente en paralelo a la Indaba de la Minería, exhorta a los gobiernos a aplicar las siguientes políticas:

“despenalizar la minería artesanal, para que los mineros puedan recibir capacitación, para que se cumplan normas de seguridad, y para liberar a las comunidades plagadas por las operaciones de pandillas criminales. La African Mining Vision también reconoce el potencial de la minería artesanal y de pequeña escala para acabar con la pobreza y recomienda que se vincule a las iniciativas para el desarrollo del África”.