El cambio climático requiere una Transición justa

24.11.2015

La IndustriALL Global Union apoya un fuerte acuerdo mundial en las conversaciones de la COP21 de París para gestionar el cambio climático. Pero no podemos olvidar a nuestros trabajadores. Y eso significa una transformación industrial y una transición justa a una sociedad con bajas emisiones de carbono.

El 30 de noviembre se inaugurará en París (Francia) el 21º período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en su denominación mucho más breve COP21. La IndustriALL estará allí.

Por el momento, parece probable que, a pesar de posibles complicaciones, los cerca de 200 Estados presentes en París se pondrán de acuerdo en un régimen global para limitar los gases de efecto invernadero, así como mecanismos de adaptación y medidas correctivas. El Régimen o Acuerdo de París, comoquiera que se le llame, tendrá un impacto significativo en los sectores industriales de la IndustriALL.

Los sindicatos afiliados a la IndustriALL en 140 países representan a millones de trabajadores en la minería de carbón y de uranio, producción de petróleo y de gas, generación y distribución de electricidad, y en cierto número de industrias que consumen mucha energía, como las del acero, el aluminio, el cemento, el vidrio, y la pulpa y el papel. Nuestros miembros construyen turbinas eólicas, paneles de energía solar y automóviles con motores tradicionales, híbridos y de energía eléctrica.

En realidad, la IndustriALL es el Sindicato Mundial del Cambio Climático.

Queremos un planeta seguro para las generaciones futuras. Pero también queremos tener la seguridad de que se pensará en nuestros trabajadores y de que son tratados justamente.

Es lo que nosotros llamamos Transición justa.

En septiembre participamos en la Cumbre Sindical sobre el Clima en París, patrocinada por la CSI. La cumbre respaldó tres demandas principales para el Acuerdo de París, en las que se pide a los gobiernos que:

  • recuperen la terminología de transición justa que se ha eliminado del proyecto de acuerdo
  • ambicionen más antes de 2020 e inviertan en el potencial de empleos y en la acción sobre el clima y se comprometan en una revisión de esfuerzo vinculante
  • apoyen a los más vulnerables con los compromisos financieros prometidos

La transformación industrial significa para nosotros Transición justa. A comienzos de noviembre el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó los criterios para realizar los principios de la Transición justa con carácter formal. La OIT definió las fundamentales medidas que deben tomar los países  para transformar sus economías para un futuro con pocas emisiones de carbono, creando nuevos empleos y apoyando a los trabajadores y a las comunidades de sectores con elevados niveles de carbono a medida que se transforman las industrias.

En el documento de la OIT se habla de políticas de mercado de trabajo activas, desarrollo de aptitudes, salud y seguridad y protección social.

Uno de los grupos de trabajadores más preocupados es el de nuestros mineros de carbón. En una reciente conferencia de nuestros sindicatos de la minería de carbón desde Australia hasta Sudáfrica y Polonia no faltó la ironía de que la industrialización de la economía mundial se ha hecho a espaldas de la minería de carbón, y ahora los mineros de carbón están amenazados por las propias consecuencias del desarrollo industrial.

Pero nuestros sindicatos de la minería de carbón adoptaron una serie de demandas para respaldar los criterios de Transición justa de la OIT:

  • concebir y aplicar programas específicos de Transición justa acordes con políticas industriales sostenibles y la protección social
  • invertir en tecnologías de carbón limpias como la captura y el almacenamiento de carbono (CAC)
  • que las empresas mineras cesen de utilizar la crisis mundial del carbón para debilitar los derechos sindicales

El cambio climático se debe gestionar de manera justa. Si la transición se hace debidamente, muchos de los empleos existentes se pueden convertir en ecológicos, a la vez que se pueden crear millones de nuevos puestos de trabajo en un determinado período de tiempo.

Deseamos un futuro que sea atractivo para los trabajadores de hoy y optimista para los trabajadores de mañana. Después de París empezaremos a hacer lo necesario para conseguirlo.

Jyrki Raina
Secretario General