Piquete de miembros del sindicato Lastik-Is en la planta Roma Plastik, del Grupo Egger, en Gebze, Turquía.

El Grupo Egger continúa prácticas antisindicales en su planta en Turquía

12.03.2015

La filial turca del Grupo Egger, empresa de materiales de construcción con sede en Austria, continúa su política de tácticas represivas contra el sindicato y despidos de sindicalistas en su planta Roma Plastik en Gebze.

A finales del año pasado, cuando Lastik-Is, afiliado turco de IndustriALL Global Union, logró la sindicalización de la mayoría de la fuerza de trabajo en Roma Plastik, la administración local reaccionó despidiendo a miembros del sindicato. Hasta la fecha, 14 personas han sido despedidas.

Además, la administración local sigue amenazando con despido y sanciones a los trabajadores si se afilian al sindicato. Roma Plastik dice que los trabajadores serán premiados con un bono extra equivalente a tres meses de sueldo si renuncian al Lastik-Is.

Mientras tanto, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Turquía ha publicado un certificado oficial que confirma que Lastik-Is cuenta con la mayoría legalmente necesaria para ejercer su derecho de intervenir como interlocutor en las negociaciones colectivas en Roma Plastik.

En una carta dirigida a Michael Egger, Presidente de la compañía en Austria, el Secretario General de IndustriALL, Jyrki Raina, refiriéndose al derecho de los trabajadores de afiliarse libremente a un sindicato, dijo:

“Le exhorto a Ud. hacer uso de su autoridad para que se obligue a la administración local de Roma Plastik termine, en forma inmediata, de ejercer presión a los trabajadores para impedir su afiliación a un sindicato. Del mismo modo, le pido encarecidamente entablar un diálogo apropiado y serio con Lastik-Is con el fin de establecer relaciones laborales y condiciones de trabajo justas en su empresa”.

En su respuesta, la administración central de la empresa afirmó que lo tratado es un asunto local que no está relacionado con la sede del Grupo Egger en Tirol, Austria. IndustriALL considera que esta respuesta carece de credibilidad.

Lastik-Is continúa sus protestas en la planta, mientras IndustriALL y su afiliado austriaco, PRO-GE, en colaboración con la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM) y su afiliado GBH, siguen presionando al Grupo Egger para que reintegre a los trabajadores despedidos y reconozca a Lastik-Is.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló al respecto: “Si el Grupo Egger no actúa con relación a las violaciones laborales en Turquía, vamos a intensificar nuestra campaña, comunicándonos con sus clientes en el sector de la construcción”.