Taller regional de IndustriALL sobre salarios dignos

En Phnom Penh, Camboya, se reunieron organizaciones afiliadas de toda Asia para intercambiar ideas sobre estrategias y mecanismos para lograr un salario digno para los trabajadores

La lucha por salarios dignos es especialmente importante e intensa en la región de Asia, donde los países compiten para crear áreas de producción con bajos salarios para atraer actividades comerciales de mercados mundiales de las industrias de la confección, electrónica y otros sectores de las cadenas de suministro.

Los sindicatos afiliados de la India, Nepal, Pakistán, Bangladesh, Tailandia, Filipinas, Camboya, Vietnam e Indonesia luchan para elevar los salarios, sobre todo, promoviendo una campaña para pedir aumento de salarios mínimos, pero también a través de la negociación colectiva. El mencionado taller regional de IndustriALL sobre sueldos dignos, que se realizó en Phnom Penh, Camboya, del 27 al 28 de mayo, permitió intercambiar información sobre la situación salarial actual, y desarrollar planes de acción.

Para la mayoría de los países de la región, los mecanismos que aplican sus gobiernos para determinar los salarios mínimos a nivel nacional, regional o sectorial constituyen el medio principal para aumentar los sueldos, sin embargo ninguno alcanza un salario digno. Cuando los sindicatos tienen suficiente fuerza y ​​capacidad, los salarios mínimos se complementan a través de la negociación colectiva a nivel de planta. Son muy pocos los casos en que los sindicatos han podido negociar aumentos salariales que puedan ser aplicados más allá de algunas fábricas específicas. Se informó de algunos ejemplos de convenios a nivel de empresas individuales que han sido aplicados a varias plantas en un mismo país, de convenios a nivel de planta que también cubren a los subcontratistas, y de negociación colectiva a nivel regional con asociaciones empresariales.

En el taller también se estudió el modo cómo los sindicatos pueden extender las negociaciones más allá del nivel de plantas individuales, logrando así salarios más altos para un mayor grupo de trabajadores. La unidad de las organizaciones afiliadas es esencial en este proceso. También habrá que mejorar los conocimientos de los sindicatos con relación al proceso mismo de la negociación, sobre todo respecto a maneras de justificar su planteamiento en favor de salarios dignos. Una ponencia muy útil fue ofrecida por WageIndicator, organización que recoge datos salariales comparativos de un gran número de países diferentes, que pueden ser utilizados para fines de negociación colectiva (www.wageindicator.org).

Las organizaciones afiliadas reunidas estuvieron de acuerdo que la política de IndustriALL que centra su atención en los salarios dignos permite llevar sus campañas nacionales a nivel mundial a través de acciones de solidaridad. En algunos países específicos, existe potencial para establecer acuerdos sobre salarios dignos entre los sindicatos nacionales y mundiales, marcas y proveedores, siguiendo el modelo establecido por el Acuerdo de Bangladesh. Habrá que contar con la solidaridad internacional, presionando a las marcas para que entablen un diálogo con sus proveedores respecto a los salarios dignos.

El taller concluyó que para poder realmente lograr salarios dignos para los trabajadores, los sindicatos tendrán que llevar sus negociaciones a otro nivel, más allá de las fábricas individuales, y superando los mecanismos gubernamentales que fijan salarios mínimos. Los sindicatos tailandeses de la industria textil, de confección y de calzado ya están estudiando cómo iniciar el proceso de negociación ante la federación empresarial sectorial con el fin de establecer un salario digno para ese sector industrial.

La estrategia de IndustriALL respecto al salario digno será tema de debate de la próxima reunión de su Comité Ejecutivo mundial, que se va a realizar en Ginebra, del 25 al 26 de junio.