Anton Marcus (a la izquierda), de la FTZ & GSEU, firma el acuerdo con la dirección.

Anton Marcus (a la izquierda), de la FTZ & GSEU, firma el acuerdo con la dirección.

Anton Marcus (en el centro), de la FTZ & GSEU, en la firma de acuerdo con la dirección.

Anton Marcus (en el centro), de la FTZ & GSEU, en la firma de acuerdo con la dirección.

Anton Marcus (a la izquierda), de la FTZ & GSEU, firma el acuerdo con la dirección. Anton Marcus (en el centro), de la FTZ & GSEU, en la firma de acuerdo con la dirección.

Firma de un convenio colectivo clave en la zona de libre comercio de Sri Lanka

28.07.2016

El afiliado a la IndustriALL la Free Trade Zone and General Services Employees Union firmó un importante convenio colectivo con Trelleborg Wheel Systems Lanka.

Las zonas de libre comercio de Sri Lanka son algunas de las más difíciles del mundo para las actividades de los sindicatos y la organización de los trabajadores. Pero, a pesar de que los trabajadores afrontan severas prácticas antisindicales y laborales desleales de los empleadores, el afiliado a la IndustriALL la Free Trade Zone and General Services Employees Union (FTZ & GSEU) logró un convenio colectivo con Trelleborg Wheel Systems, la filial en Sri Lanka de un fabricante multinacional sueco de neumáticos para máquinas agrícolas e industriales.

En el convenio, que ampara a unos 140 trabajadores de la fábrica, se dice que el empleador respetará el derecho de cada empleado a ser miembro del sindicato y a impedir la discriminación de los empleados por sus actividades sindicales.

El empleador también aceptó crear condiciones materiales y de organización para las actividades sindicales, con inclusión de la celebración de reuniones en los locales de la fábrica y tiempo libre de los dirigentes sindicales para participar en actividades sindicales mediante notificación. El sindicato se comprometió a realizar sus actividades sin perturbar el horario de trabajo ni restringir las actividades del empleador.

El convenio se firmó el 13 de julio de 2016 y se aplica con carácter retroactivo en el período de 2014 a 2018. Sobre la determinación de las horas de trabajo, la empresa discutirá con el sindicato y, previo consenso, la dirección aplicará la decisión. Se garantizan todas las prestaciones reglamentarias sobre sueldos y condiciones de trabajo y sobre determinadas disposiciones que van más allá de las establecidas en la legislación.

Aunque el convenio tiene una validez de cuatro años, las revisiones salariales anuales se negociarán todos los años con el sindicato. Éste participará también en el proceso de evaluación del trabajo, que incluye calificaciones, conocimiento del cometido y actitud, y sobre esta base se decidirá una estructura salarial. El convenio prevé asimismo una gratificación no recurrente por coste de la vida coste que no ofrecen muchas empresas en las zonas de libre comercio.

El convenio contiene además detalles sobre la responsabilidad del empleador de garantizar la seguridad en el trabajo y la prevención de accidentes en el lugar de trabajo. Incluye el compromiso del empleador de instruir a los trabajadores sobre métodos de seguridad en el trabajo y la no utilización de productos químicos tóxicos en el proceso de producción. La empresa pagará un viaje anual a los empleados, lo cual es muy poco frecuente en las zonas de libre comercio.

Otra disposición muy importante es que la empresa reembolsará los gastos médicos de los empleados y de sus familiares directos hasta un 10% del sueldo base anual, con un máximo de 13.000 Rs (88 $ EE.UU.).Los empleados también están cubiertos por un seguro de gastos quirúrgicos y hospitalarios hasta un importe de 40.000 Rs. (268 $ EE.UU.) anuales.

Felicitando a los trabajadores y al empleador, Anton Marcus, de la FTZ & GSEU, dijo:

“El acuerdo es un importante logro dado el hostil y antisindical ambiente en que se encuentran los trabajadores en las zonas de libre comercio de Sri Lanka. Tendrá gran importancia en la creación de buenas relaciones laborales con el empleador  y la atención que se preste a las preocupaciones de los trabajadores.”

Apoorva Kaiwar, secretaria regional de la IndustriALL, dijo:

“Estamos muy contentos de que nuestro afiliado haya negociado este excelente acuerdo. Algunas de las disposiciones, como permitir al sindicato que celebre reuniones en los locales de la fábrica y prestaciones sociales como el viaje de vacaciones pagado a los trabajadores,  constituyen un hito.

Tener un convenio colectivo en una zona de libre comercio es ya en sí un logro. Esto permite un entorno de trabajo sano a los empleados de Trelleborg.”