Holcim debe asumir su responsabilidad por el bienestar de los trabajadores

09.10.2013

La Red Sindical de Trabajadores de Holcim se ha reunido en Bélgica para intercambiar ideas sobre estrategias conjuntas para responder a la tentativa de la empresa Holcim para generar lucro adicional de CHF 1500 millones (1,2 billones de euros) a costa de sus trabajadores.

Los días 1o y 2 de octubre de 2013, a invitación del sindicato belga ACV-CSC BIE, los representantes de los comités de empresa de Holcim y sindicalistas de América del Norte, América Latina, Asia, África del Norte y Medio Oriente, y Europa se reunieron en Ostende, Bélgica, para analizar la situación de los trabajadores en la empresa multinacional suiza Holcim. Aunque la situación es muy diferente en cada país, las reestructuraciones en curso en este grupo provocan problemas graves.

Varios delegados señalaron que su experiencia indicaba que Holcim sigue cada vez más empeñada en poner en práctica una política que obedece simplemente a incentivos financieros, en lugar de una lógica industrial. Para la empresa, el valor que se ofrece a los accionistas es lo principal: los trabajadores y sus condiciones de vida y de trabajo son menos importantes para la compañía. Eso puede satisfacer a los accionistas y a los bancos, pero los trabajadores no tienen motivo para estar conformes con el llamado "viaje de liderazgo", que fue anunciado por el Director General Bernard Fontana, el cual se cree generará un aumento de las ganancias de CHF 1,5 billones de aquí a finales de 2014. En cambio, los trabajadores enfrentan medidas severas, despidos masivos, reestructuraciones repetidas, falta de equidad de información y consulta, y una presión cada vez mayor sobre las condiciones de vida y de trabajo.

“Esta empresa Holcim no es igual a la que se conocía hace muchos años cuando comencé a trabajar para ella”, señaló uno de los delegados.

La empresa ha violado repetidamente las normas internacionales, así como sus propios valores, tales como los ha publicado en sus declaraciones para la Global Reporting Initiative (GRI) y en la página web de la compañía. Los trabajadores tienen la sensación de que - contrariamente a las declaraciones de Holcim - la salud de los empleados en realidad no le importa a esa empresa. Además, en varios países, Holcim tiende a recurrir a medidas de externalización y subcontratación. Aunque la compañía ha dicho una y otra vez que busca un trato justo no sólo para sus trabajadores de planta, sino también para los trabajadores subcontratados, la realidad no es así. Esto tiene que cambiar. La Red Sindical de Trabajadores de Holcim enviará un mensaje inequívoco a la administración de la empresa, exigiendo que se respeten los derechos de los trabajadores, y que la empresa asuma responsabilidad por quienes generan los beneficios – los trabajadores – que llevan satisfacción a los accionistas y a los banqueros.

Al final de la reunión se acordó continuar con esta red; seguidamente se nombró a los diferentes encargados para los próximos dos años.