• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr
Angeline Chitambo

Angeline Chitambo

La compañía eléctrica de Zimbabwe sigue negando a los trabajadores sus derechos

30.08.2012

ZESA prosigue sus esfuerzos para que los trabajadores de la electricidad renuncien a sus aumentos salariales a cambio de la readmisión de trabajadores suspendidos, a pesar de una orden del ministro de Energía para que ZESA cumpla el laudo arbitral por el que se concede el aumento.

Une tu voz a la campaña de la IndustriALL-Labourstart para apoyar a los trabajadores de ZESA.

135 trabajadores electricistas fueron suspendidos el 17 de julio sin sueldo ni prestaciones acusados de una amenaza de huelga, cuando la compañía de servicios públicos estatal, Zimbabwe Electricity Supply Authority (ZESA), dijo que no podía permitirse el lujo de de conceder el aumento de sueldo a los trabajadores.

ZESA está presionando al Zimbabwean Electricity Union (ZEWU) para que renuncie al laudo arbitral e inicie un nuevo proceso de arbitraje sobre subidas de sueldos. Por el abandono del laudo, la compañía ofrece readmitir a los trabajadores sin pago retroactivo de los salarios y las prestaciones perdidos. ZESA también propone una advertencia final de 12 meses respecto a la presidenta del ZEWU, Angeline Chitambo, que es además miembro del Comité Ejecutivo de la IndustriALL, y a otros dos dirigentes que han sido asimismo suspendidos por la compañía, lo que supone una orden de silencio a los dirigentes elegidos del ZEWU.

En la audiencia de Chitambo en la compañía el 28 de agosto, el sindicato pidió que su caso se entienda también fuera de ZESA, pues la dirección parece decidida a utilizar su readmisión como baza en la negociación para obligar al ZEWU a renunciar al laudo salarial, y en condiciones que debilitarán su capacidad para cumplir sus funciones de liderazgo en el ZEWU.

Mientras tanto, las oficinas regionales de ZESA han comenzado a celebrar audiencias sobre las suspensiones, y 45 trabajadores han sido declarados no culpables y readmitidos con sueldo y prestaciones.

De los trabajadores que siguen suspendidos, unos 70 pertenecen a la región septentrional, donde han tenido lugar las audiencias de 3 trabajadores, que han culminado con el despido. El sindicato impugna los despidos y pide que las audiencias de los trabajadores suspendidos de esta región se desplacen a la magistratura del trabajo, alegando que la dirección de la región no sigue la ley.

Afiliados sudafricanos, el South African affiliates, the National Union of Mineworkers y el National Union of Metalworkers of South Africa, han enviado sendos delegados sindicales experimentados de la compañía de servicios públicos de Sudáfrica, Eskom, a Zimbabwe con la misión de aportar apoyo de solidaridad al ZEWU. Están ayudando al sindicato a elaborar estrategias para tratar con ZESA y transmitiendo también mensajes de solidaridad a los trabajadores suspendidos.

El ZEWU está muy agradecido por todo el apoyo que ha recibido de afiliados a la IndustriALL. “Muchas gracias por acudir en nuestra ayuda, nos estáis fortaleciendo para enfrentarnos a ZESA , lo cual no es fácil porque está presentando demanda tras demanda”, dice Chitambo.

Pero, con vuestra solidaridad, hemos probado a ZESA que trabajadores de todo el mundo nos respaldan, y podremos conseguir lo que de derecho nos corresponde.