La delegación del acuerdo promueve la aplicación en Bangladesh

07.08.2013

La IndustriALL se ha unido a la UNI Global Union y a representantes de las marcas firmantes del Acuerdo sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh en una delegación para asegurar el apoyo de los empleadores, los gobiernos y las autoridades responsables de Bangladesh en relación con el Acuerdo.

Entre el 29 de julio y el 1 de agosto, la delegación celebró una serie de reuniones en Dhaka para explicar en detalle el contenido y los fines del Acuerdo, firmado por más de 80 marcas de ropa y minoristas, y explorar cómo se puede complementar y reforzar el plan de acción nacional tripartito convenido entre sindicatos, empleadores y el Gobierno en Bangladesh.

En todas las reuniones se expresó un elevado nivel de compromiso a trabajar juntos en el Acuerdo. Se insistió firmemente en la necesidad de coordinar los esfuerzos para maximizar los impactos y evitar la duplicación de actividades.

Una reunion clave fue la mantenida con el secretario del Trabajo, que preside el Comité Tripartito de Alto Nivel sobre el Plan de Acción Nacional sobre seguridad contra incendios e integridad estructural, que es un importante punto de coordinación entre el Acuerdo y el PAN. La discusión se centró en la necesidad de ambas iniciativas para aplicar una norma común sobre la seguridad contra incendios y de los edificios, basada en las normas actuales de Bangladesh, pero incorporando también normas internacionales de mayor rango.

En la reunión con las organizaciones de empleadores BGMEA, BKMEA y BEF se hizo de nuevo hincapié en la necesidad de coordinar los esfuerzos y de normas unificadas. El presidente de la BGMEA, Atiqul Islam, expresó su apoyo al Acuerdo y prometió cooperar plenamente para tratar las situaciones en que en las inspecciones sobre la aplicación del Acuerdo se identifiquen fábricas que no cumplen las normas de seguridad. La delegación del Acuerdo reconoció que la notificación a la BGMEA en una etapa temprana es un paso fundamental en el proceso para tener la seguridad de que los propietarios de fábricas cooperan.

En otras reuniones, la delegación fue informada de las dificultades que tienen los organismos que intervienen en la aplicación de las normas sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh. Profesores de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Bangladesh (BUET), que han efectuado hasta ahora 200 inspecciones oculares preliminares de fábricas desde la tragedia del Rana Plaza, citaron una serie de problemas, como la falta de ingenieros acreditados en el diseño de edificios y la carencia de documentación sobre la concepción estructural o la calidad del suelo, nada menos que en el 40 o el 50 por ciento de las fábricas investigadas. El Servicio de Bomberos, que asume la responsabilidad de realizar las inspecciones de seguridad y de expedir certificados de cumplimiento, describió problemas similares.

Los miembros de la delegación tuvieron también la oportunidad de reunirse con representantes de varios gobiernos donantes y de la CFI, que están apoyando diversas inciativas para mejorar enl sector de la confección en Bangladesh.

En general, se reconoció que la OIT tiene una función esencial que desempeñar para ayudar a las partes en el Plan de Acción Nacional y el Acuerdo a coordinar sus esfuerzos. La asistencia de la OIT en Bangladesh en la organización del progama de reuniones de la delegación fue sumamente apreciada.