Tata Steel planea vender la totalidad de sus actividades siderúrgicas en el Reino Unido.

Tata Steel planea vender la totalidad de sus actividades siderúrgicas en el Reino Unido.

La industria siderúrgica británica al borde del precipicio

30.03.2016

La industria siderúrgica británica ha sufrido hoy un golpe devastador al anunciar Tata Steel su intención de vender la totalidad de sus operaciones en el Reino Unido, que emplean a unos 15.000 trabajadores en 14 establecimientos.

El mayor sindicato del Reino Unido, Unite, pide al Gobierno que intervenga y renacionalice las plantas en peligro, en tanto que otro afiliado a la IndustriALL Global Union, el sindicato Community, ha pedido a Tata que cumpla su promesa de ser un vendedor responsable.

El secretario general de Unite, Len McCluskey, dijo:

“Es el momento de que el Gobierno diga categóricamente, sin dudar, que la nación se hará cargo de la custodia de estos activos, porque sin ellos nuestra economía no prosperará. Ya estamos viendo cómo pasan empleos a la cadena de suministro, debido a la incertidumbre sobre el futuro de Tata: lo que tememos es el efecto de bola de nieve si se permite que la inseguridad gire en torno a nuestro sector siderúrgico.

“No se puede ignorar la unidad de las voces – desde las empresas hasta el Gobierno – que se alzan para decir que procede una nacionalización temporal. Esto ayudó a salvar las plantas escocesas. Y logró que sobreviviera la planta Ilva en Italia: tiene que hacerse lo propio con el resto de la operación de Tata.

Roy Rickhuss, secretario general  del sindicato de trabajadores siderúrgicos Community, al regresar al Reino Unido después de mantener conversaciones con Tata Steel en su sede de Mumbai (India), dijo:

“Ël Reino Unido está al borde de una crisis nacional. Si Tata Steel se retira totalmente del Reino Unido se puede destruir toda nuestra industria siderúrgica. Eso sería un desastre tanto para las comunidades que dependen de los puestos de trabajo en la siderúrgica como para toda nuestra base industrial.”

En una carta a Tata Steel, Richkhuss añadió:

“Es vital que se dé tiempo para hallar un nuevo inversor. Tata tiene un responsabilidad moral y social con las comunidades del acero y sus familias en todo el Reino Unido y ha de cooperar con los sindicatos y con el Gobierno británico.”

Jyrki Raina, secretario general de la IndustriALL, dijo:

"Instamos al Gobierno británico a que haga cuanto esté a su alcance para apoyar a la industria siderúrgica británica antes de que sea demasiado tarde. No habrá vuelta atrás. Es el momento de respaldar a los trabajadores siderúrgicos y a sus familias cuando realmente lo necesitan. La decisión que tome ahora el Gobierno determinará la suerte de las comunidades siderúrgicas y de la economía británica para siempre.”

Raina agregó:

"Tata Steel ha prometido en el pasado ser un vendedor responsable al desprenderse de sus activos. Miles de trabajadores y sus familias dependen de que cumplan ustedes su palabra.”