"El cambio es nuestro: vota STUHM"

Las próximas elecciones en Honda en México se seguirán muy de cerca

17.08.2015

Tras innumerable retrasos y obstáculos, parece que al fin se van a celebrar las tan esperadas elecciones para la certificación del sindicato en Honda en México.

El sindicato de trabajadores independiente en Honda, STUHM, viene exigiendo derechos de negociación desde hace más de cuatro años. Si el STUHM se impone y gana las elecciones, Honda pasará a formar parte de unas cuantas plantas de montaje de automóviles en México – el cuarto mayor exportador de automóviles del mundo – con un sindicato independiente.

La IndustriALL Global Union y sus afiliados del sector en todo el mundo, así como sindicatos independientes de México, han dado su apoyo al STUHM en sus esfuerzos para que las elecciones sean limpias. Los afiliados a la IndustriALL, la Confederación de Sindicatos de Trabajadores del Automóviles de Japón (JAW) y la Federación de Sindicatos de Trabajadores de Honda (AHWU), han expresado su solidaridad con los trabajadores de Honda en México, exigiendo que la dirección de Honda en México “garantice unas elecciones justas y limpias basadas en la propia voluntad de los trabajadores” para que las elecciones sindicales se celebren.

La IndustriALL ha pedido a la junta electoral federal que las elecciones sean libres y justas y que se tomen medidas fundamentales para asegurar la integridad del proceso.

En México, la mayoría de los trabajadores están cubiertos por contratos de protección (falsos convenios colectivos concertados sin conocimiento o consentimiento de los trabajadores).

La experiencia del STUHM es tristemente demasiado común en México. El pasado mes de junio, después de cuatro años de espera, la junta federal del trabajo publicó finalmente la lista de votantes registrados, y luego, en un flagrante caso de doble rasero, dio al sindicato sólo unos cuantos días para formular objeciones a los miles de nombres que figuraban en la lista.

Para consternación del STUHM, se encontró con que la lista estaba plagada de errores, incluidos, por ejemplo, los nombres de trabajadores que habían muerto hacía tiempo. Este fiasco incitó a la IndustriALL a escribir a la junta pidiéndole que pusiera a disposición una lista fiable, y que se establecieran otras salvaguardias de conformidad con las normas internacionales.

En su segunda carta al presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de México, el secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, exigió que:

  • Hubiera un registro fiable de los trabajadores con derecho a voto, y que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje reuniera la información mencionada.
  • El procedimiento de las elecciones se basara en el registro de trabajadores con derecho de voto en el momento en que el Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda México (STUHM) solicitó las elecciones.
  • En el procedimiento de votación se respetaran estrictamente las siguientes reglas: registro fiable, lugar seguro (Consejo de la Judicatura Federal de Jalisco), prohibición del acceso a teléfonos celulares, identificación oficial, urnas transparentes, pantallas para votar, no más de dos personas por parte, observadores debidamente registrados (establecimiento de un procedimiento de registro y control), nombre completo del sindicato en las boletas, con inclusión del acrónimo y del logotipo, y garantía de seguridad en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y sus alrededores.

En otros intercambios, la IndustriALL recordó a las autoridades que la situación se había agravado tanto que el caso de Honda se había planteado en la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra, y que todos los ojos están ahora puestos en México para lograr que los trabajadores de Honda tengan el derecho, sin más demoras, a afiliarse al sindicato de su propia elección.

La junta federal del trabajo convocará una audiencia a finales de agosto para determinar los próximos pasos.