El Ministro de Energía de EE.UU., Ernest Moniz, toma la palabra en el seminario realizado en Washington.

El Ministro de Energía de EE.UU., Ernest Moniz, toma la palabra en el seminario realizado en Washington.

Lograr una Transición Justa para crear una economía sostenible

29.03.2016

IndustriALL Global Union, la CSI y la Central Sindical de EE.UU., AFL-CIO, reunidos en Washington DC los días 23 y 24 de marzo, estudiaron el modo cómo el movimiento sindical mundial deberá enfrentar las presiones políticas derivadas del Acuerdo de París alcanzado en la cumbre del clima COP21 en diciembre recién pasado.

Esta reunión se centró especialmente en el tema de cómo lograr una Transición Justa para los trabajadores/as afectados. Participaron en la reunión varios sindicatos afiliados a IndustriALL de los sectores automotriz, energía y minería, aportando sus valiosos conocimientos específicos de esas industrias.

Ernest Moniz, Ministro de Energía de EE.UU., también se unió al debate, así como Samantha Smith del WWF y David Crane, ex Director General de NRG. 

Los trabajadores y trabajadoras del sector de la energía, sobre todo de la minería del carbón, pero también de aquellas industrias que dependen fuertemente de la energía, se verán profundamente afectados por las medidas que se tomen para controlar los gases de efecto invernadero y para limitar el cambio climático, de conformidad con el Acuerdo de París.

En el futuro, aumentará rápidamente el sector de la energía renovable, constituyendo una mayor proporción del conjunto de diferentes formas de energía, pero mientras tanto el movimiento sindical tiene que procurar que no sean los trabajadores quienes tengan que pagar el precio de las consecuencias de los fallos de sus industrias en cuanto a enfrentar los problemas del medio ambiente.

Los sindicatos norteamericanos hicieron hincapié en las perspectivas de contar con nuevas tecnologías, incluyendo procesos tecnológicos avanzados de captura y almacenamiento/secuestro de carbono (CCS), pero también enfatizaron la necesidad de contar con fondos nacionales de Transición Justa para aliviar los problemas que enfrentarán los trabajadores.

Por su parte, Brian Kohler, Director de Sostenibilidad de IndustriALL, señaló lo siguiente:

Nuestra prioridad será siempre la defensa de los trabajadores y trabajadoras de hoy en sus puestos de trabajo actuales, exigiendo una transformación industrial para que su trabajo sea más sostenible. Sin embargo, van llegando cambios radicales a algunos sectores - y si no estamos dispuestos a luchar por una Transición Justa para esos trabajadores, es seguro que enfrentarán una transición injusta.

A nivel mundial, no se puede permitir que las emisiones de efecto invernadero sobrepasen el nivel que han alcanzado ahora - este mes de febrero ya fue el más cálido jamás registrado - de lo contrario no se cumplirá el Acuerdo de París de mantener el recalentamiento de la tierra en menos de 2°C, y las consecuencias sociales, económicas y ambientales experimentadas por todos, a nivel mundial, serán catastróficas.

Los intereses del movimiento sindical coinciden en algunos aspectos con las ONG ambientalistas; en otros aspectos compartimos algunas preocupaciones con nuestros empleadores. Sin embargo, es en el movimiento sindical donde se encuentran los conocimientos especializados necesarios para la transformación industrial y de cómo hacer que este cambio sea socialmente justo y equitativo. Exigimos participar en las negociaciones con los gobiernos y otras partes interesadas cuando se decida el destino de los trabajadores, de sus familias y de comunidades enteras que dependen de estas industrias. Tal como lo dijo Mike Langford de la UWUA: “¡Si no tenemos puesto en la mesa, es seguro que vamos a formar parte del menú!”

Es evidente la importancia de la justicia ambiental en este contexto: especialmente en países en vías de desarrollo, muchas comunidades dependen en gran medida de industrias individuales, como la minería, pero muchas veces estas plantas son también los mayores delincuentes ambientales debido a la falta o debilidad de regulaciones ambientales nacionales y el uso de tecnologías más antiguas.

No se va a producir automáticamente una Transición Justa, y el llamado mercado libre no la entregará. Se requiere un intenso proceso de presión y conversación con las empresas y los gobiernos - de lo contrario los trabajadores serán víctimas de una carrera de última hora para encontrar soluciones que cumplan con el Acuerdo de París, donde no se tomarán en cuenta  los factores socioeconómicos necesarios. IndustriALL, la CSI y la AFL-CIO acordaron que se requiere tomar medidas, y que se deben tomar inmediatamente.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, concluyó:

Debemos mostrar un liderazgo firme en este momento crucial de la historia. No podemos negociar con las leyes de la física; pero podemos - y así lo haremos - promover políticas industriales sostenibles y exigir justicia y trabajo decente para todos los trabajadores y trabajadoras de hoy y de mañana.