• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Los trabajadores colombianos se unen para crear un sindicato más fuerte

23.01.2013

Sintracarbón, afiliado colombiano a la IndustriALL, está tratando de lograr la igualdad de trato de los trabajadores colombianos como demanda fundamental en sus negociaciones para un nuevo convenio colectivo con Carbones del Cerrejón, la mayor compañía mundial de explotación de minas a cielo abierto.

La demanda consiste en que los trabajadores subcontratados reciban el miso trato y los mismos sueldos que los trabajadores empleados directamente que realizan las mismas tareas en la compañía, empresa conjunta de tres conglomerados mineros multinacionales, BHP Billiton, Xstrata y AngloAmerican. En 2012 había 6.000 trabajadores, de un total de 11.000, en Cerrejón empleados precariamente por contratistas.

Sintracarbón organiza a los trabajadores precarios en Carbones del Cerrejón desde 2010. La sindicación de los trabajadores por contrato es ahora una necesidad para la dirección del sindicato, porque esos trabajadores han llegado a representar la mayoría de la fuerza de trabajo, pero tienen normas de empleo considerablemente inferiores y carecen de convenios colectivos.

Las primeras tentativas del sindicato para organizar a esos trabajadores fracasaron. En 2010, Sintracarbón apoyó a los trabajadores con contrato de duración determinada de la compañía que proporciona el transporte de los mineros, SOTRANS, para crear un sindicato de empresa, SINTRANS. Los dirigentes del SINTRANS fueron objeto rápidamente de acoso y de intimidaciones por la dirección, que no renovó el contrato de 30 miembros del sindicato y logró obtener la disolución del SINTRANS varios meses después. Sintrachaneme, otro sindicato de empresa contratista, fue sometido a una estrategia similar de acoso.

En tal situación, Sintracarbón decidió cambiar de estrategia, y su congreso votó la modificación de los estatutos de la organización para permitir la inclusión de los trabajadores subcontratados. Tras un conflicto laboral, Sintracarbón logró incluir una cláusula en el convenio colectivo de 2011 con Carbones del Cerrejón acerca del compromiso de la dirección de asegurar el respeto de la sindicación de todos los trabajadores, incluidos los subcontratados. Con esta cláusula, el sindicato ha conseguido buena influencia, pues le permite denunciar el incumplimiento del convenio colectivo y la no validez de las relaciones entre la empresa usuaria y el contratista siempre que la dirección de los subcontratistas niegue los derechos de sindicación a sus trabajadores. Hasta ahora, Sintracarbón ha logrado firmar cinco convenios colectivos con subcontratistas.

Las condiciones de trabajo de los trabajadores precarios han mejorado sustancialmente. La práctica común de contratar personal por períodos de seis meses ha sido abolida por las compañías subcontratistas, que ahora tienen que contratar a sus empleados por la duración de sus contratos con Carbones del Cerrejón.

Una de las principales lecciones aprendidas por Sintracarbón es que es más eficaz integrar a los trabajadores precarios en las estructurales sindicales regulares que crear estructuras separadas. Los trabajadores por contrato tienen muy poca experiencia en la negociación, a pesar del apoyo y de la formación proporcionados por Sintracarbón, y, con más de 300 subcontratistas que prestan servicios a Carbones del Cerrejón, la creación de sindicatos de empresa hubiera fragmentado enormemente su fuerza de negociación.

Los activistas de Sintracarbón actúan en un medio antisindical notoriamente violento en Colombia. Los días 6, 7 y 8 de enero de 2013, el presidente y el tesorero de Sintracarbón recibieron llamadas telefónicas en sus casas amenazándoles de muerte, así como a sus familias, a causa de sus actividades sindicales.

En la actualidad, Sintracarbón tiene 4.500 miembros, 2.000 de ellos trabajadores por contrato. La pertenencia al mismo sindicato ha aportado más unidad y solidaridad entre los trabajadores. El apoyo internacional a la lucha de Sintracarbón ha sido un factor determinante para esos resultados, y la IndustriALL sigue vigilando de cerca las continuas negociaciones con Carbones del Cerrejón.