Migros y Coop se niegan a firmar el Acuerdo sobre seguridad en Bangladesh a pesar de 1.800 muertes en 7 años

29.01.2014

Migros y Coop siguen negándose a firmar el Acuerdo sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh, a pesar de que 1.800 personas han muerto en los últimos siete años debido a la falta de seguridad en las fábricas.

Los sindicatos mundiales con sede en Suiza UNI e IndustriALL escribieron a las dos cadenas de supermercados a finales del pasado año instándolas a firmar el Acuerdo, que se concertó a raíz del derrumbe del complejo fabril Rana Plaza, en el que murieron más de 1.100 personas. Más de 120 marcas que se abastecen de productos en Bangladesh se han comprometido ya a realizar inspecciones de seguridad estrictas a independientes, entre ellas importantes cadenas de supermercados europeas como Carrefour, Tesco y Sainsbury’s.

Los dos sindicatos mundiales han escrito ahora por segunda vez solicitando una reunión con los directores ejecutivos de ambas compañías.

El secretario general de la UNI Global, Philip Jennings, dijo: “Simplemente no hay excusa para no firmar el Acuerdo. 1.800 madres, padres y niños han muerto sencillamente por carecer de seguridad en las fábricas en que las marcas occidentales obtienen sus productos. Migros y Coop tienen una responsabilidad que se niegan a asumir.”

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, dice que es más que hora de que las marcas suizas se unan a los más de 120 firmantes: “Juntos, tenemos que hacer de Bangladesh un distintivo de orgullo. Coop y Migros tienen que asumir su responsabilidad para una industria de confección sostenible y firmar el Acuerdo.”

En virtud del Acuerdo, que representa un compromiso sin precedentes entre marcas y sindicatos mundiales, se realizan inspecciones de seguridad estrictas e independientes en las fábricas y se permite a los obreros negarse a trabajar si una fábrica se considera insegura. En cartas a los directores ejecutivos de Migros y Coop, Philip Jennings y Jyrki Raina exponen por qué las dos compañías suizas deben unirse al Acuerdo, y solicitan una reunión con ellos.