Siguen faltando US$ 2,3 millones para completar el fondo de compensación a las víctimas, que tiene como meta alcanzar US$ 30 millones

Muchos y de diversos niveles de responsabilidad son los culpables de la tragedia de Rana Plaza

02.06.2015

IndustriALL Global Union señala que es muy extenso el número de personas culpables de la tragedia de Rana Plaza, que mató a más de 1.100 trabajadores y trabajadoras, dejando lesionados a 2.500. Fueron acusados de asesinato el propietario de las instalaciones de la fábrica y otras 41 personas más, por el derrumbe del edificio en Bangladesh, ocurrido hace dos años.

Se han presentado cargos de asesinato contra los dueños de las fábricas de prendas de vestir que tenían operaciones en ese edificio, y contra más de una docena de funcionarios del gobierno, a quienes se acusa de no haber atendido las advertencias de no entrar en el edificio que se habían hecho el día anterior del derrumbe que se produjo el 24 de abril de 2013.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, que representa a los trabajadores de la confección en Bangladesh, afirmó lo siguiente:

Las víctimas de Rana Plaza y sus familias merecen justicia. Son muchos, y de diversos niveles de responsabilidad, los culpables de la peor tragedia industrial de la historia de Bangladesh. El derrumbe del edificio de Rana Plaza fue la culminación de un sistema insostenible de producción que exige a las empresas proveedoras una producción cada vez mayor, por un costo menor. Ese sistema depende de mano de obra barata y bajos costos sin importar las consecuencias.

Ahora, gracias a las inspecciones de fábricas llevadas a cabo por el Acuerdo de Bangladesh, las marcas responsables ya no confían en los sistemas de auditoría autocontrolados, por haber fracasado en el pasado, con consecuencias tan terribles.

Sin embargo, después de dos años, las víctimas de Rana Plaza siguen esperando una compensación completa y adecuada. Instamos a que las marcas que se abastecen de este país, así como el gobierno de Bangladesh, cumplan con sus obligaciones, entregando los US$ 2,3 millones que se necesita para completar los pagos de compensación a las víctimas.