A raíz de una solicitud de SF Leather, un tribunal embargó una pancarta en la que se pedía a Mulberry que readmitiera a los trabajadores despedidos.

Ha habido muchas protestas contra los despidos.

SF Leather demanda ahora a los trabajadores.

La pancarta incautada.

Se ha prohibido a los sitios web turcos que informen de las actividades y la campaña del sindicato para que se readmita a los trabajadores.

Mulberry tiene que actuar ahora en el proveedor turco

09.07.2015

La IndustriALL Global Union pide a la marca de artículos de lujo Mulberry que intervenga en un conflcto laboral cada vez más grave en su proveedor turco SF Leather. 

El fabricante de bolsos SF Leather, del que Mulberry es el principal cliente, despidió a catorce trabajadores por unirse al afiliado a la IndustriALL Deriteks en marzo.

SF Leather está ahora demandando a los trabajadores y a Deriteks, alegando que sus ”intereses comerciales” han resultado dañados por las tácticas de organización del sindicato y las manifestacciones de protesta para pedir la readmisión de los trabajadores.

La empresa incluso ha logrado que un tribunal local incaute una pancarta en la que se pide a Mulberry que respete los derechos de los trabajadores, y ordene un bloqueo informativo de las protestas sindicales en los sitios web turcos.

A comienzos de este año, Deriteks empezó a organizar a los trabajadores de SF Leather, radicada en la Zona Libre del Egeo, en Esmirna, que se enorgullece de mantener las ”elevadas normas que esperan los clientes”.

Después de que los catorce miembros sindicales fueran despedidos, Deriteks puso en marcha una campaña para su readmisión, y por el reconocimiento del sindicato. La IndustriALL Global Union intervino en el caso enviando una carta a la dirección de la empresa con las mismas demandas.

Sin embargo, SF Leather ha seguido ejerciendo presión e intimidando a los trabajadores para que no se afilien al sindicato.

Deriteks se ha dirigido a conocidos clientes de SF Leather, entre ellos Mulberry, que tiene sus propios Principios globales de abastecimiento.

A pesar de que los principios de Mulberry incluyen la protección de los derechos de los trabajadores a unirse a un sindicato y a gozar de la negociacion colectiva, SF Leather ha violado claramente todos los requisitos.

Deriteks hizo un llamamiento a Mulberry para que investigara las prácticaas laborales injustas en SF Leather. Mulberry afirma que hay una investigaciuon en curso, y que no existen pruebas de que los despidos se debieran a la sindicación. Más recientemente, Mulberry dijo que no puede hacer comentarios mientras dure el procedimiento legal.

SF Leather anunció posteriormente que readmitiría a los trabajadores despedidos a condición de que renuncien a su afiliación sindical.

Cuando Deriteks rechazó esta condición inaceptable, SF Leather inició una campaña de desprestigio del sindicato con acusaciones falsas.

“El trato dispensado por SF Leather a los trabajadores y al sindicato es absolutamente vergonzoso”, dijo Kemal Özkan, secretario general adjunto de la IndustriALL Global Union.

“La IndustriALL se une a Deriteks para pedir a SF Leather que ponga fin a sus escandalosas prácticas laborales readmitiendo a los trabajadores despedidos, sentándose a negociar con Deriteks y deteniendo todos los procesos judiciales sin sentido y cesando las tácticas de intimidación.

“La IndustriALL reitera también su llamamiento a Mulberry para que asuma la responsabilidad sobre este caso en Esmirna, y aplique inmediatamente medidas correctivas para resolver el problema.”