Nuevo convenio colectivo en Volkswagen en Rusia

14.03.2017

Después de tres meses de intensas negociaciones colectivas en la planta de Volkswagen en Kaluga en Rusia se ha renegociado un convenio colectivo a finales de febrero de 2017.

Los trabajadores estuvieron representados por el afiliado a la IndustriALL Global Union el Sindicato Interregional “Asociación de Trabajadores” (ITUWA), así como por el Innovador Nuevo Sindicato Interregional de Industrias de la Automoción y Conexas, y el comité de empresa.

El nuevo convenio colectivo se firmó en la planta de Volkswagen el 22 de febrero, un día antes de expirar el plazo legal de tres meses. Las negociaciones comenzaron en noviembre de 2016. Durante este período, el ITUWA sugirió más de treinta enmiendas al acuerdo para mejorar las posiciones de los trabajadores. El empleador no quería adoptarlas, pero se negoció y se llegó a un acuerdo.

El sindicato logró mantener todas las prestaciones sociales y las garantías que se recogían en el acuerdo anterior. Además, los sindicatos consiguieron los siguientes resultados:

  • Los sueldos de los empleados aumentarán un uno por ciento y 3.000 rublos (51 $ EE.UU.) desde abril de 2017;
  • Los empleados recibirán dos pagas de 7.500 rublos (128 $ EE.UU.) después de sus vacaciones y antes de finalizar el año en curso;
  • Los salarios subirán de acuerdo con la inflación y un dos por ciento a partir de octubre de 2018;
  • En 2018 se cobrarán dos pagas de 7.500 rublos. La segunda, en diciembre de 2018 se calculará sobre la base de la inflación.
  • En un futuro próximo se empezará a discutir el nuevo sistema de clasificación de los empleados indirectos. Esto se ha aplazado durante dos años.

“Hemos logrado un acuerdo sobre el aumento del sueldo al 5,4 por ciento y, teniendo en cuenta el salario medio, convertirlo en una cantidad fija. Esto corresponde al espíritu de los tiempos, dijo el activista del ITUWA Anatoly Demidov.

El próximo objetivo del sindicato es concertar un acuerdo sobre las relaciones legales y laborales en los seis próximos meses. El sindicato se basará en el documento adoptado por Volkswagen en Alemania. Según ese documento hay tres niveles de participación de los empleados en la adopción de decisiones: información, consulta y aprobación. . En el caso de la aprobación, la dirección debe recibir la autorización de los representantes de los empleados, que será el comité de trabajadores en la planta de Kaluga.

Dmitry Trudovoj, presidente de la organización regional de Kaluga del ITUWA, declaró:

“Ahora hemos firmado un acuerdo de intenciones y hemos aceptado el statu quo. Es esencial llegar a un acuerdo respecto a las relaciones legales y laborales antes de agosto. La aprobación con los representantes de los empleados será obligatoria respecto a todas las cuestiones, excepto la financiación y la inversión. Estos asuntos se discutirán como parte de las consultas.”