"Lloremos a los muertos, luchemos por los vivos. ¡Ya es hora de ratificar el Convenio núm. 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las mimas!"

"Lloremos a los muertos, luchemos por los vivos. ¡Ya es hora de ratificar el Convenio núm. 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las mimas!"

Pakistán: las muertes en las minas prueban la urgente necesidad de ratificar el Convenio núm. 176 de la OIT

04.08.2016

Tres trabajadores han muerto y otro ha resultado gravemente herido en un accidente en la mina de carbón estatal de Shahrigh en Pakistán, lo que pone de manifiesto la urgente necesidad de que el país ratifique el Convenio núm. 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las minas.

Según las informaciones, una roca cayó sobre los trabajadores de la mina de carbón tras un deslizamiento de tierra, el 24 de julio de 2016. Sabir Khan, Sardar Ali y Ameenullah murieron como consecuencia de las lesiones, y Arfan Khan quedó herido de gravedad. Todas las víctimas son trabajadores contratados de edades comprendidas entre 30 y 35 años.

La IndustriALL Global Union está haciendo campaña para que más países ratifiquen el Convenio núm. 176 de la OIT, que requiere un marco legal y de inspección adecuado para la seguridad en las minas y que las empresas creen un medio ambiente de trabajo salubre. También concede a los trabajadores el derecho a tener representantes de seguridad independientes y a rechazar el trabajo peligroso.

Las minas de carbón de Baluchistán con conocidas por sus malas y peligrosas condiciones de trabajo. El reciente accidente se produjo en la mina de carbón No. 18 de Shahrigh, situada en la provincia de Baluchistan y explotada por la Pakistan Mineral Development Corporation (PMDC), de propiedad estatal.

Una encuesta de la IndustriALL sobre los accidentes mineros notificados desde 2010 muestra que 243 trabajadores han muerto en unos 40 accidentes. Tan sólo desde enero de 2016, han muerto 33 trabajadores en incidentes en las minas pakistaníes.

La IndustriALL ha informado de varias muertes en las minas de Pakistán en 2016 solamente, lo cual indica los críticos problemas que afrontan los mineros en el país, que incluyen el trabajo precario, condiciones de trabajo mortales, inspecciones deficientes de las minas, falta de atención médica básica y de emergencia en torno a las minas y una insensible actitud de los empleadores y de los funcionarios gubernamentales hacia los trabajadores y su seguridad.

El Consejo de Pakistán de la IndustriALL y la Pakistan Central Mines Labour Federation (PCMLF) han condenado las recientes muertes, y la secretaria regional de la IndustriALL, Apoorva Kaiwar, dijo:

“Es inaceptable que se sigan produciendo muertes evitables en las minas de Pakistán. Ya es hora de que el Gobierno, las autoridades y los empleadores consideren seriamente las cuestiones de seguridad. Además de la aplicación de las disposiciones reglamentarias vigentes sobre las operaciones en las minas, el Gobierno debe tomar inmediatamente medidas para ratificar el Convenio núm. 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las minas.”

El Convenio núm. 176 de la OIT ha sido ratificado solamente por 31 países, y muchos países con el peor historial de seguridad ni siquiera lo han firmado.