Pequeño paso, pero gran salto, hacia la tasa sobre las transacciones financieras

17.10.2012

Once países convinieron en aplicar una tasa sobre las transacciones financieras (TTF) en un futuro próximo, en una reunión de ministros de finanzas de la Unión Europea celebrada en Bruselas el 9 de octubre; sin embargo, siguen pendientes cuestiones sobre el destino que se dará al dinero.

El 9 de octubre, Austria, Bélgica, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España acordaron coordinar la aplicación de una TTF.

Si bien el calendario de la aplicación de una TTF es incierto, podría hacerse a finales de año. Aunque la iniciativa está fuertemente respaldada por los 11 países de la zona euro, hay diferencias de opinión sobre cuántos ingresos generará la tasa y su utilización.

Como existe ya la voluntad política de imponer la TTF, los siguientes pasos para introducirla serán:

  • Presentación por la Comisión Europea de una propuesta de TTF, basada probablemente en la propuesta de 0,1% sobre las acciones y las obligaciones, y de 0.01% sobre los productos derivados
  • Consentimiento del Parlamento de la UE (el PE ha expresado ya su apoyo a una TTF de la UE dos veces)
  • Votación por mayoría calificada del Consejo Europeo para seguir adelante con el procedimiento mejorado

Véase el comunicado de prensa del Consejo Europeo aquí.

En los 3 últimos años, en un ambiente de inseguridad económica, ciudadanos, organizaciones populares, ONG y sindicatos han pedido, y siguen pidiendo, que se aplique una TTF mediante una campaña masiva denominada Tasa Robin Hood . Pese a que esta novedad en Europa constituye un gran paso, persisten numerosos motivos de preocupación sobre el destino que se dará al dinero generado por la tasa.

Con los ingresos procedentes de la TTF se pueden financiar programas para ayudar a los más afectados por la crisis financiera, aliviar la pobreza y financiar la acción sobre el clima. Con la TTF se pueden eliminar formas extremas de comportamiento especulativo, sin ningún valor social, y tratar de lograr una mejor rendición de cuentas del sector financiero.