Sindicatos de Bangladesh rechazan cambios insuficientes de la legislación laboral

13.06.2013

Dirigentes sindicales de Bangladesh han rechazado las nuevas propuestas de legislación laboral elaboradas por el gobierno, señalando que no mejoran el derecho de sindicalización de los trabajadores ni garantizan la libertad de sindicación.

A finales de mayo, el Comité Ejecutivo de la IndustriALL Global Union aprobó un plan de acción de cuatro puntos respecto a Bangladesh:

  • Que se aplique el Acuerdo sobre seguridad en los lugares de trabajo y prevención de incendios
  • Reforma de la legislación laboral para garantizar la libertad de sindicación
  • Aumentar el sueldo mínimo de US$38 al mes, hasta alcanzar, en el año 2015, el nivel del sueldo vital
  • Lanzar un gran proyecto de sindicalización para procurar representación sindical en 5.000 fábricas de confección de prendas de vestir.

Gracias a la presión internacional y a una misión de alto nivel de la OIT que visitó Bangladesh en mayo, el gobierno de ese país ha aprobado una propuesta de reforma de la legislación laboral que será presentada al Parlamento. Sin embargo, aquella reacción positiva que se había visto inicialmente a nivel oficial casi ha desaparecido, y el conjunto que ahora se propone ha resultado ser un engaño. Constituye una omisión de mucha gravedad el incumplimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, en particular los derechos de sindicación y de negociación colectiva.

Un aspecto positivo es que en la nueva legislación es posible que se elimine la disposición anterior que permitía entregar a los propietarios de las fábricas los nombres de los trabajadores/as que desean afiliarse a un sindicato. Sin embargo, los dirigentes sindicales de Bangladesh señalan que siguen habiendo graves obstáculos para la sindicalización, registro de los sindicatos, negociación colectiva y el derecho de declarar una huelga. Además, bajo la nueva legislación laboral, seguirán sin protección los 360.000 trabajadores de las ocho zonas francas de exportación de Bangladesh: en su lugar, quedarían relegados a otra ley específica que prohibiría la sindicalización de los trabajadores/as.

Asimismo, a consecuencia de la oposición de las empresas, sigue estancada la campaña que favorece un aumento del sueldo mínimo de US$38 al mes para cuatro millones de trabajadores/as de fabricación de prendas de vestir de Bangladesh.

Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional (CSI), señaló al respecto:

No es de extrañar que los derechos de los trabajadores sigan negándose debido a que muchos dueños de fábricas ocupan puestos en el parlamento.

Burrow pidió a los EE.UU. y a la UE presionar más intensamente a favor de una reforma de verdad.

Jyrki Raina, Secretario General de la IndustriALL Global Union dijo:

La tragedia de Rana Plaza y otros homicidios industriales han demostrado razones suficientes del porqué los trabajadores y trabajadoras de fabricación de prendas de vestir de Bangladesh necesitan tener sindicatos fuertes a nivel nacional, y representantes sindicales y de seguridad a nivel de sindicatos locales. Un punto de partida necesario al respecto es una reforma de la legislación laboral que garantice los derechos consagrados en los convenios de la OIT.