Los sindicatos de las diversas centrales protestaron y defendieron sus derechos

Sindicatos de Brasil defienden sus derechos y la industria nacional

28.11.2016

Las centrales sindicales de Brasil volvieron a tomar las calles del país en una jornada nacional por el mantenimiento de los derechos laborales y sociales. Los sindicatos afiliados a IndustriALL defendieron también la industria nacional

Las centrales sindicales de Brasil Forca Sindical, CUT, UGT, NCST, CTB, CGTB y CSP Conlutas acordaron de manera unánime desarrollar una jornada nacional de lucha el 25 de noviembre. Durante el día llevaron a cabo manifestaciones en todo el país para reclamar el mantenimiento de los derechos de los trabajadores.

Protestaron contra la retirada de derechos con la reforma de pensiones y la reforma laboral, y lucharon por la creación de nuevos empleos y el aumento de inversiones en salud y educación. Además, defendieron los derechos de las mujeres y rechazaron la violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo y en la sociedad en general.

A diferencia de otras jornadas donde desarrollaban grandes concentraciones, las protestas se produjeron en la puerta de las diversas empresas y los trabajadores pararon la producción en las fábricas al menos durante una hora.

Además, los sindicatos afiliados a IndustriALL Global Union en el país, la CNM/CUT, CNTM/FS, CNQ/CUT y FEQUIMFAR/FS, decidieron unir fuerzas y desarrollar juntos una manifestación frente al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social en San Pablo.

Con la consigna de “Defender el contenido local” expresaron la necesidad de promover la producción de vehículos, maquinaria y tecnologías, e impedir las importaciones desmedidas. Con ello aspiran a crear millones de puestos de trabajo, para combatir el enorme desempleo que aumenta con la crisis económica.

Por su parte, el secretario regional adjunto de IndustriALL en América Latina y el Caribe, Marino Vani expresó´:

“Saludamos la unidad de acción de nuestras afiliadas y por ir hacia delante. En tiempos de crisis política y económica es fundamental mostrar el camino para construir un país más justo y sostenible.

La política industrial con una fuerte intervención del Estado desde sus bancos públicos es el único camino para construir un futuro con más igualdad y oportunidades”