Protesta de los sindicatos y la sociedad civil contra los cambios a la Ley de Normas Laborales de Taiwán.

Sindicatos de Taiwán rechazan legislación laboral por ser “peor que nunca”

17.01.2018

Los sindicatos y la sociedad civil de Taiwán preparan una campaña para mitigar los efectos de una reciente enmienda hecha a la legislación laboral, la cual califican como la peor en la historia del país.

El miércoles 10 de enero, el Yuan Legislativo de Taiwán aprobó cambios a la Ley de Normas Laborales que concederá a los empleadores el poder de obligar a la fuerza de trabajo a laborar 12 días seguidos, con un descanso de sólo 8 horas entre los turnos. En la actualidad se puede obligar a los trabajadores/as a realizar faenas por 7 días seguidos con un descanso obligatorio de 11 horas. La enmienda mencionada entrará en vigor a partir del 1o de marzo.

Chueh An Chuang, que es el Presidente del Sindicato de Trabajadores del Petróleo de Taiwán (TPWU), organización afiliada a IndustriALL Global Union, y también Presidente de la Confederación de Sindicatos de Taiwán (TCTU), señaló:

“Los sindicatos debemos responder a nuestra responsabilidad de abordar los problemas y consecuencias de la implementación de los nuevos reglamentos. Además, necesitamos tener más negociaciones con el gobierno sobre futuras enmiendas a nuestra Ley de Normas Laborales”.

Los miembros del Comité de Derechos Humanos de Taiwán han pedido ahora que se realice una investigación sobre la enmienda en cuestión, que creen que posiblemente haya violado la Carta Internacional de Derechos Humanos promulgada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1976.

El dirigente sindical Chuang agregó:

“Este proyecto de enmienda decididamente no favorece a los trabajadores, sino a los empleadores. Me preocupa mucho que, cuando se implemente esta nueva ley, el problema de la sobrecarga de trabajo en Taiwán no hará más que empeorar”.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, comentó:

“La nueva enmienda a la Ley de Normas Laborales constituye un insulto a los trabajadores y trabajadoras de Taiwán. La cruel explotación no traerá mayor prosperidad, sino dará por resultado una fuerza de trabajo enferma por laborar en condiciones totalmente insostenibles. Apoyamos a nuestro sindicato afiliado en su lucha para combatir esta ley”. 

Después de octubre del año pasado, cuando el gobierno de Taiwán propuso estas injustas enmiendas, la TCTU se unió a otros sindicatos, activistas sociales, y grupos de estudiantes y académicos, creando la Alianza de Acción del Primero de Mayo en protesta contra los cambios.

El 8 de enero, cuando los legisladores comenzaban la segunda y tercera ronda de deliberaciones sobre las enmiendas, casi 300 miembros de la Alianza de Acción del Primero de Mayo acamparon durante la noche frente al Yuan Legislativo.

Unas 10.000 personas participaron en una marcha que se realizó el 23 de diciembre de 2017. Cuando los manifestantes bloquearon un cruce de caminos clave cerca de la estación principal de trenes de Taipei, 10 dirigentes sindicales y estudiantes fueron detenidos.