Loading...

Sindicatos de todo el mundo presionan a Suiza con relación a Glencore

07.07.2015

La semana pasada, los sindicatos afiliados a IndustriALL Global Union en cuatro continentes se dirigieron al pueblo suizo, presionando para que Suiza exija que la gran empresa minera Glencore responda por los abusos que comete contra los trabajadores en sus compañías distribuidas por el mundo.

En una semana de protesta mundial contra dicha multinacional multimillonaria, con sede principal en Suiza, los sindicatos entregaron personalmente cartas de protesta a los consulados y embajadas de Suiza en diversos países de todo el mundo.

La planilla de empleados de Glencore supera 180.000 personas en más de 50 países y es uno de los mayores productores de mercancías básicas en el mundo, con ganancias declaradas de US$2,31 mil millones en el año 2014. Esta empresa cuenta con una larga historia de represión contra los sindicatos en todas partes done opera. 

Esta protesta de los sindicatos coincide con la Iniciativa Popular que se ha lanzado en Suiza, pidiendo se promulgue una nueva ley que obligue a las multinacionales suizas a responder por violaciones contra los derechos laborales y el medio ambiente que puedan cometer en el extranjero. La Iniciativa Popular cita el universal mal comportamiento de Glencore como ejemplo que justifica la necesidad de contar, en Suiza, con una nueva legislación.

En los Estados Unidos, los miembros de la seccional local 235A de United Steelworkers (USW) en Sherwin Alumina, que han sido víctimas de un cierre patronal de nueve meses impuesto por Glencore en Gregory, Texas, entregaron una carta al consulado suizo en Houston. Miembros del USW también visitaron los consulados en Los Ángeles, Nueva York y San Francisco, así como la Embajada de Suiza en Washington.

En Canadá, los afiliados de United Steelworkers también entregaron una carta de protesta al consulado suizo en Vancouver, en solidaridad con los trabajadores de Glencore en los Estados Unidos, al igual que en otras partes del mundo.

Una delegación de alto nivel de la CFMEU de Australia, encabezada por Tony Maher, y Lorraine Usher, Presidente y Vicepresidenta respectivamente de la sección de Minería y Energía de CFMEU, entregaron una carta de protesta al consulado suizo en Sydney. En su mina en Collinsville, Glencore ha reemplazado a los empleados afiliados al sindicato con trabajadores subcontratados. La empresa desalojó de las viviendas de la compañía a los trabajadores de planta y a sus familias, como consecuencia de la desastrosa política patronal que afecta gravemente a la comunidad local.

En la República Democrática del Congo, los sindicalistas del Sindicato de los Sectores de la Minería, Metalurgia, Energía y Química (TUMEC), organización afiliada a IndustriALL, lograron, por vía de la negociación, pasar por la seguridad estricta en la zona presidencial de la capital para entregar personalmente a la embajada de Suiza un mensaje de protesta contra Glencore. La campaña Iniciativa Popular plantea como asuntos de especial preocupación las denuncias contra la mencionada multinacional, de destrucción del medio ambiente y violaciones de los derechos humanos que comete Glencore en ese país del África.

La Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) también instaron a la Embajada de Suiza para que regule las actividades de las multinacionales con sede en Suiza, como Glencore. En otra manifestación de protesta, la Asociación Sindical del Personal Jerárquico, Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN) también envió una carta a la Embajada de Suiza.

En Colombia, donde Glencore ha tenido vínculos con un grupo paramilitar culpable de asesinar a sindicalistas, el afiliado de IndustriALL Sintracarbon organizó actividades en sus seccionales locales como parte de la semana de acción mundial. En la televisión de Colombia, se transmitió una entrevista con el Secretario de Educación de ese sindicato, Igor Díaz López, quien ha recibido amenazas de muerte como consecuencia de su actividad sindical. En esa entrevista, denunció las violaciones de Glencore contra los derechos de los trabajadores y contra la libertad de sindicación.

Mientras tanto, en Sudáfrica, el Sindicato Nacional de Mineros (NUM) esta semana amenazó con demandar al gobierno si Glencore sigue adelante con el despido de más de 600 trabajadores en sus operaciones de Optimum Coal. El NUM acusa a Glencore de no cumplir los planes sindicales y sociales sobre indemnizaciones para los trabajadores.

Por su parte, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, acotó lo siguiente:

“Estas protestas de los afiliados de IndustriALL envían un enérgico mensaje a Glencore: que estamos férreamente unidos en la defensa de los derechos de los trabajadores de Glencore en todos los rincones del mundo.

“La Iniciativa Popular señala que la mala conducta de Glencore es tan intolerable para los ciudadanos suizos, como lo es para las personas afectadas en el extranjero. Aplaudimos esta campaña para hacer que Glencore y otras multinacionales rindan cuenta en los tribunales suizos por sus violaciones fuera de Suiza”.