Sindicatos presentan a EEUU una queja contra el gobierno peruano por incumplir con normas laborales

13.08.2015

Sindicatos textiles y agrícolas de Perú presentaron una queja ante el Departamento de Trabajo de EEUU, en la cual aseguraron que el Gobierno del Perú no está cumpliendo con las normas laborales del Tratado de Libre Comercio. IndustriALL Global Union exhorta al Gobierno de Ollanta Humala a entrar en el cumplimiento de sus obligaciones.

Los representantes de organizaciones Perú Equidad y el Foro Internacional de Derechos Laborales (ILRF) fueron quienes presentaron la queja ante el Departamento de Trabajo de EEUU el 23 de julio.  Aseguraron que el Gobierno del Perú no está cumpliendo con las normas incluidas en el Acuerdo de Promoción Comercial Perú-Estados Unidos (APC) porque las empresas en su país violan los derechos fundamentales de sus trabajadores, mediante contratos temporales e impidiendo su libre asociación sindical. 

En la solicitud explicaron ocho casos emblemáticos, como por ejemplo las medidas antisindicales en Topy Top, que demuestran que el Gobierno de Perú no aplica sus propias leyes laborales en los sectores de exportación de prendas de vestir, textiles y productos agrícolas. La queja fue respaldada por las federaciones que representan a los trabajadores afectados como la FENTAGRO, FTTP, y la Federación Nacional de Trabajadores Textiles del Perú (FNTTP), afiliada a IndustriALL.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL se dirigió en una carta a Carol Pier, la  Subsecretaria Adjunta para Asuntos Internacionales de la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales (ILAB) del Departamento de Trabajo de EE.UU. En ella explicó:

“En los años transcurridos desde el APC entró en vigor, hemos recibido información de los trabajadores y los sindicatos que corrobora las afirmaciones de la denuncia. Aparte de la inacción y falta de aplicación de su legislación laboral en múltiples sectores que producen para la exportación al mercado estadounidense sostenida y recurrente, los casos identificados en la petición APC por los sindicatos peruanos y ILRF demuestran que los trabajadores que ejercen su derecho a organizarse o a negociar colectivamente son objeto de acciones antisindicales por parte de sus empleadores”.

Por ello, Raina expresó que considera que es una buena oportunidad para que Estados Unidos  realice todos los posibles esfuerzos para asegurar que el Gobierno de Perú cumpla con las obligaciones acordadas en el APC. De lo contrario otros países con acuerdos comerciales interpretarán que puedan acceder a los beneficios comerciales a pesar de que no cumplan con los derechos laborales.