Trabajo precario en las operaciones de Rio Tinto en Madagascar

21.10.2013

Miembros del afiliado a la IndustriALL Global Union la Fédération des Syndicats des Travailleurs de l’Energie et des Mines (FISEMA), en las operaciones de Rio Tinto en Fort-Dauphin, distribuyeron octavillas el 7 de octubre para conmemorar el Día Mundial del Trabajo Decente y su actual lucha sobre la resolución de los despidos masivos en la planta.

No se ha llegado a ningún acuerdo sobre los 300 trabajadores despedidos tras dar por terminado Rio Tinto en Madagascar repentinamente el contrato con un subcontratista, el pasado mes de julio. Por solidaridad con esos trabajadores precarios, y tras la carta enviada por la IndustriALL a Sam Walsh sobre este asunto el 20 de agosto, la IndustriALL Global Union ha escrito otra carta de protesta a Sam Walsh, director ejecutivo de Rio Tinto, con ocasión del Día Mundial del Trabajo Decente, el 7 de octubre.

La IndustriALL expresó su gran preocupación por el despido masivo en las operaciones de Rio Tinto en Madagascar de QMM y las consecuencias de esta acción para los trabajadores y la comunidad.

En nombre de la IndustriALL Global Union y su Red sindical mundial de Rio Tinto, le insto a que, como director ejecutivo, entable un verdadero y significativo diálogo con los sindicatos y las autoridades gubernamentales, a fin de abordar la terrible situación de los trabajadores despedidos, y cumplir la legislación laboral nacional y las normas internacionales del trabajo.

Dijo Jyrki Raina, secretario general de la IndustriALL Global Union.

En julio de 2013, QMM dio por terminado su contrato con la compañía de seguridad OMEGA Risk Solutions, optando QMM por contratar en su lugar a dos compañías más pequeñas, aduciendo la razón de reducciones en los gastos de explotación para poner fin al contrato. El resultado de esta decisión de Rio Tinto sobre OMEGA Risk Solutions fue el despido colectivo de 300 trabajadores, con un solo mes de preaviso. El afiliado a la IndustriALL Global Union, la FISEMA, trató, sin éxito, de iniciar un diálogo social con QMM para tratar del desprecio de los compromisos de planificación social respecto a los trabajadores despedidos.

Para más información sobre este caso, véase el artículo completo aquí.