El fallo del tribunal de Amberes pone en peligro el derecho de huelga en Bélgica. Foto: ABVV-FGTB

Tribunal belga criminaliza el derecho de huelga

06.07.2018

Un juzgado penal de Bélgica halló culpable de delito por “obstrucción maliciosa del tráfico” a un dirigente sindical que hace dos años participó en un piquete sindical nacional cerca del puerto de Amberes. En la práctica, esta sentencia estaría calificando como delito el derecho de huelga en el país.

Otro activista sindical fue absuelto de los cargos en su contra.

Este fallo en cuestión, que afecta al Presidente de la seccional sindical de Amberes de la ABVV-FGTB, organización belga afiliada a IndustriALL Global Union, se produjo a pesar de que fue pacífica la protesta realizada el 24 de junio de 2016, que incluía piquetes en algunas rutas de acceso al puerto. 

Después de darse a conocer el dictamen del tribunal, la ABVV-FGTB señaló:

“Este fallo condenatorio es una verdadera bofetada para el movimiento sindical, porque en el futuro resultará casi imposible realizar protestas de esta naturaleza por el temor de caer bajo enjuiciamiento penal. Aparentemente, la defensa de los intereses de los trabajadores/as debe ceder ante la libertad absoluta de los automovilistas para circular sin obstáculos y en todas las circunstancias”.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, afirmó:

“Este fallo judicial es completamente inaceptable y sienta un precedente bien peligroso. El derecho de huelga es absoluto e incuestionable para los sindicatos. Si se impone este criterio judicial, arrebatando este derecho en Bélgica, en el corazón de Europa, puede suceder lo mismo en cualquier parte del mundo”.

Este dictamen judicial se ha producido en el contexto de progresiva represión del derecho de huelga en Europa, tal como se vio en Airbus en España, cuando ocho sindicalistas fueron encarcelados por haber declarado una huelga, además de otros casos en Francia y Grecia.

La ABVV-FGTB apelará contra esta decisión.