Loading...

Manifestación de IndustriALL contra el asbesto, frente a las Naciones Unidas en Ginebra, 28 de abril.

Manifestación de afiliados de IndustriALL de todo el mundo contra el asbesto, 28 de abril.

Jörg Hofmann, Presidente de IndustriALL, en momentos en que se dirige a los manifestantes frente a la sede de las Naciones Unidas.

Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, se dirigió a los manifestantes, haciendo un llamado para una prohibición mundial del asbesto.

28 de abril: Manifestación de IndustriALL contra el asbesto

28.04.2017

Sindicatos de todo el mundo afiliados a IndustriALL Global Union participaron en una manifestación en Ginebra, Suiza, exigiendo se termine el comercio del amianto. Esta manifestación se llevó a cabo el 28 de abril, Día Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Lesionados.

Todos los años, más de 100.000 personas mueren a causa de enfermedades relacionadas con el asbesto. Se extraen y se venden unos dos millones de toneladas de amianto anualmente, y la mayor parte de las exportaciones se destina a los países en vías de desarrollo.

En la manifestación frente a la sede de las Naciones Unidas participaron unos 100 delegados de sindicatos afiliados a IndustriALL, que actualmente se encuentran en Ginebra para la reunión del Comité Ejecutivo de IndustriALL; fueron acompañados por representantes de los sindicatos mundiales, ICM y UNI, y el Consejo Australiano de Sindicatos. Los sindicatos quieren que se incluya el amianto crisotilo en la lista de sustancias peligrosas del Convenio de Rotterdam, que es un tratado de la ONU, ayudando así a terminar con el comercio del asbesto.

Jörg Hofmann, Presidente de IndustriALL, se dirigió a los manifestantes del siguiente modo:

“Hoy, 28 de abril, día de luto para los trabajadores y trabajadoras muertos y lesionados en el trabajo, lloro por los millones de personas que han muerto a causa del asbesto. Millones de trabajadores y trabajadoras, sus familiares y personas que por casualidad vivían en las comunidades que rodean o rodeaban las minas, molinos y fábricas de asbesto, tanto en el pasado como el presente.

“No se dejen engañar por las mentiras de las empresas de la industria del amianto – el asbesto mata, en todas sus formas. El crisotilo no es, por acto de magia, diferente de otras formas de asbesto, y al afirmar esto no se cambia la verdad del asunto. El movimiento sindical mundial ha estudiado la evidencia científica, ha visto a nuestros hermanos y hermanas muertos y agonizantes. Exigimos una prohibición mundial de TODAS las formas de asbesto”.

Los manifestantes guardaron un minuto de silencio para los que han muerto por exposición al asbesto y luego marcharon de la ONU al centro de conferencias en Ginebra donde en estos momentos se está reuniendo la octava conferencia de las partes del Convenio de Rotterdam.

El Convenio de Rotterdam exige que las sustancias peligrosas que figuran en su lista solamente se comercialicen en el mercado con el consentimiento fundamentado previo de los países importadores y que se divulguen plenamente sus propiedades perjudiciales. Sin embargo, un puñado de países que se benefician del comercio del amianto, como Rusia y Kazajstán, constantemente impiden que se agregue el amianto crisotilo a la lista de sustancias peligrosas que enumera el Convenio.

IndustriALL apoya una propuesta de un grupo de 12 países africanos para enmendar el artículo 22 del Convenio de Rotterdam, de modo que ningún país pueda ejercer un veto para impedir que se agregue una sustancia mortal a la lista. En cambio, se propone que bastaría con una mayoría del 75% de las partes votantes.

Más tarde, en la reunión del Comité Ejecutivo, los afiliados de IndustriALL aprobaron intensificación de la campaña contra el amianto. La resolución incluye cláusulas para:

  • Apoyar la enmienda del Artículo 22 del Convenio de Rotterdam, eliminando el requisito de unanimidad para incluir el amianto en el proceso de consentimiento fundamentado previo.
  • Tomar medidas inmediatas para prohibir, lo más pronto posible, toda extracción, fabricación, reciclaje y uso de cualquier forma de asbesto y materiales que contengan amianto.

Tomar medidas inmediatas para elaborar programas de acción nacionales para la eliminación de las enfermedades relacionadas con el asbesto, siguiendo las directrices de la Oficina Internacional del Trabajo y de la Organización Mundial de la Salud, en todos los países, tengan o no una prohibición de ese material.