Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Manifestación en la embajada francesa en Túnez Manifestación en la embajada francesa en Túnez Manifestación en la embajada francesa en Túnez

Airbus se niega a respetar los derechos de los trabajadores en Túnez

02.05.2013

En Fouchana, un suburbio de Túnez, las trabajadoras de Latélec, filial del grupo francés Latécoère, que es un subcontratista para Airbus, pide que se respeten sus derechos sindicales. Como consecuencia, la compañía amenaza con abandonar el país.

El 29 de abril, el afiliado a la IndustriALL la Unión General Tunecina del Trabajo (UGTT), que representa a los trabajadores de Latélec, se manifestó ante la embajada francesa en Túnez para pedir que se respeten los derechos sindicales en Latélec.

El 15 de abril, cinco trabajadores fueron despedidos ilegalmente, tres de ellos representantes sindicales activos. “Queremos conservar nuestro trabajo sin perder nuestra dignidad”, dijo Sonia Jebali, secretaria general del sindicato de empresa de la UGTT en SEA Latelec Fouchana.

SEA Latélec trasladó parte de la producción de Francia a Fouchana, en los suburbios de Túnez , en 2005. En 2010, los trabajadores se sindicaron, y desde entonces han estado expuestos a la represión antisindical sistemática, incluidos despidos, tentativas de soborno, insultos, sanciones abusivas, aislamiento, observaciones sexistas y amenazas de muerte.

Cuando los trabajadores se negaron a bajar la cabeza, los directores franceses impusieron un cierre patronal de un mes, en septiembre de 2012 y la transferencia termporal de producción a Francia. Entre octubre de 2012 y abril de 2013 se han perdido 200 empleos temporeros, y antes de finalizar el año desaparecerán otros 200.

La compañía amenaza ahora con dejar Túnez, pues se niega a cumplir las leyes del trabajo tunecinas y a permitir la actividad sindical en la planta.