AKG Thermotechnik despide a dirigentes sindicales en Turquía

15.06.2017

AKG Thermotechnik, fabricante alemán de radiadores y sistemas de refrigeración, despidió a varios dirigentes sindicales de su planta en Izmir, Turquía.

Al enterarse del despido de los dirigentes sindicales, los trabajadores/as respondieron de inmediato, ocupando la fábrica. La administración de la empresa llamó a la policía, que desalojó a los manifestantes. En total, 25 trabajadores/as han sido despedidos. La fuerza de trabajo continúa con su piquete frente a la planta.

Birleşik Metal-İş, organización afiliada a IndustriALL Global Union, organizó un sindicato en la planta de Izmir en febrero de 2017. Se creó el sindicato para combatir las difíciles condiciones de trabajo y bajos salarios.

Según lo exige la legislación laboral turca, el sindicato recibió del Ministerio de Trabajo un certificado de su mayoría, confirmando que el sindicato representa a la mayor parte de los 120 trabajadores/as de la fábrica, y que la empresa debe comenzar las negociaciones.

Sin embargo, la empresa cuestionó el certificado en los tribunales, juicio que está en curso. En lugar de entablar negociaciones con el sindicato, el 25 de mayo la empresa comenzó a despedir a dirigentes sindicales.

Inicialmente, seis trabajadores fueron despedidos, y luego otros dos. La empresa presionó a sus empleados para que renunciaran al sindicato, señalando que peligraban sus puestos de trabajo si no cumplían.

Los dirigentes sindicales despedidos establecieron un piquete frente a su fábrica. Luego, se amplió el piquete; los trabajadores/as pedían la reintegración de sus colegas, y realizaron reuniones sindicales a la hora de almuerzo y de descanso. Un grupo de 17 trabajadores/as permaneció en la fábrica, suspendiendo la producción.

La administración de la empresa llamó a la policía antidisturbios, que usó la fuerza para desalojar a los trabajadores/as de la fábrica. Posteriormente fueron despedidos. Los días 15 y 16 de junio, aniversario de un gran levantamiento laboral en 1970, Birleşik Metal-İş celebrará manifestaciones y concentraciones frente a la fábrica, pidiendo que se reintegre a los trabajadores/as despedidos, y que la empresa reconozca y entable negociaciones con el sindicato.

IndustriALL Global Union e industriAll Europe escribieron a la AKG para exigir que la empresa realice negociaciones con el sindicato y reintegre a los trabajadores/as que fueron despedidos. La AKG depende fuertemente  de dos grandes clientes, Claas Group y Liebherr International. IndustriALL también ha escrito a estas dos empresas, pidiéndoles que presionen a la AKG.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló:

“En Turquía ha llegado a ser común que los empleadores utilicen el estado para reprimir a los sindicatos. La AKG es una empresa alemana, que suele realizar sus operaciones en contextos en que se respetan los derechos de los trabajadores.

“Por lo tanto, es inaceptable que esta empresa despida a dirigentes sindicales, llamando a la policía para reprimir a su fuerza de trabajo, en lugar de entablar negociaciones. Pedimos a la compañía cambiar su conducta. IndustriALL seguirá solidarizando con Birleşik Metal-İş hasta que logremos justicia”.