Bélgica pone fin a la discriminación histórica entre trabajadores manuales y no manuales

11.07.2013

El Tribunal Constitucional de Bélgica ha decretado que la situación de los trabajadores manuales y no manuales tiene que armonizarse, e insta al Gobierno a que elimine la discriminación entre los dos tipos de trabajadores.

La discriminación data de hace un siglo y un intento para acabar con ella ha estado bloqueado durante 27 años, hasta que el Gobierno finalmente logró un compromiso en junio. La solidaridad entre ambos tipos de trabajadores es lo que hizo posible el acuerdo. Esto significa que la clasificación de trabajadores de azul o cuello blanco, o manuales y no manuales, desaparecerá. Simplemente se mantendrá el término “trabajador”.

Los ex trabajadores manuales parecen ser los más satisfechos con el acuerdo, pues su periodo de preaviso se ampliará y se ajustará a la antigüedad. Además, también desaparecen los períodos de prueba, y se pagarán todos los días de enfermedad, en tanto que antes el primer día de enfermedad no se pagaba. Sin embargo, no han desaparecido todas las diferencias entre los dos tipos de trabajadores. El cálculo y la remuneración de las vacaciones anuales, los sueldos y salarios y el trabajo a tiempo parcial son cuestiones pendientes, y tendrá que resolverlas un órgano nacional, el Consejo de Trabajo.

Los empleadores temen que suban los costos de despido de los trabajadores. Y los sindicatos temen que los empleadores recurran a más trabajo temporal. Los sindicatos participarán en las negociaciones en el Consejo de Trabajo, donde se elaborarán los detalles, es de esperar que para bien de los trabajadores. Las diferencias finales tendrán que resolverlas los interlocutores sociales en un plazo determinado.