Loading...

Ath Thorn, Presidente de C.CAWDU, sindicato de trabajadores y trabajadoras de la confección afiliado a IndustriALL, encabeza una gran multitud de trabajadores en una protesta realizada a la hora de almuerzo.

Miles de trabajadores y trabajadoras de la confección se hicieron oír el 17 de septiembre.

IndustriALL y UNI realizan una manifestación frente a la embajada de Camboya en Ginebra

The ITUC leads a demonstration outside the Cambodian embassy in Brussels.

Australian affiliates TCFUA and AMWU demonstrate outside an H&M store in Melbourne.

Michele O'Neil, dirigente del sindicato de la confección de Australia, TCFUA, encabeza una protesta frente a una tienda de H&M en Melbourne.

Ante las oficinas de IndustriALL en Ginebra, afiliados suecos de IndustriALL y LO-TCO demuestran solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de la confección de Camboya

Afiliados de IndustriALL en Corea sacan autorretratos en apoyo a los trabajadores y trabajadoras de la confección de Camboya

En Australia, Kim Sattler, Secretaria de Unions ACT, entrega a la embajada de Camboya en Canberra una carta de AMWU, TCFUA y Unions ACT.

Camboya: Miles de trabajadores y trabajadoras de la confección manifiestan para exigir aumento salarial

17.09.2014

El 17 de septiembre, los sindicatos mundiales se unieron a miles de trabajadores y trabajadoras de la confección en Camboya, en un día de acción internacional para exigir un aumento del salario mínimo de US$ 100 a US$ 177 por mes.

Grandes multitudes de trabajadores y trabajadoras de la confección de Camboya, llevando vistosas camisetas anaranjadas, enfrentaron valientemente la intimidación de los militares durante la protesta que realizaron a la hora del almuerzo frente a unas 90 fábricas.

En Suiza, IndustriALL Global Union y UNI Global Union manifestaron solidariamente en la embajada de Camboya en Ginebra, donde Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, y Alke Boessiger de UNI, entregaron una carta dirigida al Primer Ministro de Camboya.

En una carta de los sindicatos mundiales IndustriALL, UNI y la CSI, que en su totalidad representan a millones de trabajadores de todo el mundo, se insta al Gobierno de Camboya hacer lo siguiente:

Decretar un aumento inmediato y sustancial del salario mínimo para que por fin puedan vivir con dignidad los trabajadores y trabajadoras de la confección de prendas de vestir, en cuyo trabajo se basa una industria que aporta US$ 5 mil millones a la economía del país. Apoyamos plenamente a los trabajadores y trabajadoras de la confección y sus sindicatos en el llamado que hicieron el 17 de septiembre para que el gobierno cumpla su deber, permitiéndoles tener un salario digno.

Por otra parte, en Corea, también el sindicato KMWU, afiliado a IndustriALL, organizó manifestaciones con piquetes unipersonales frente a varias conocidas tiendas de ropa de marcas de renombre en las zonas comerciales más concurridas de Seúl. Con estas protestas individuales, se logró eludir las restricciones que se han impuesto contra manifestaciones públicas.

El KMWU también se unió a los demás sindicalistas coreanos, publicando en los medios sociales autorretratos con pancartas de apoyo a los trabajadores camboyanos.

En Australia, los dirigentes y miembros del Sindicato de Trabajadores del Vestuario, Textil y Calzado y del Sindicato de Trabajadores de la Manufactura de Australia (AMWU) realizaron una manifestación frente a H&M en Melbourne. Estos dos sindicatos también estuvieron representados por Unions ACT, que entregó personalmente una carta a la embajada de Camboya en Canberra.

Los medios sociales también participaron significativamente, manifestando el apoyo de muchos sindicatos, ONG y consumidores en Facebook, y con el hashtag #WeNeed177 en Twitter.

Por su parte, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, señaló al respecto:

Seguiremos apoyando a los trabajadores y trabajadoras de la confección de Camboya para que ganen un salario digno, como es el derecho de todo ser humano. El gobierno debe escuchar a sus ciudadanos - los trabajadores y trabajadoras de la confección - que con su duro trabajo contribuyen US$ 5 mil millones a la economía de Camboya.

También han enviado cartas muchos afiliados de IndustriALL en todo el mundo, incluyendo sindicatos de Japón, Bangladesh, Bélgica, Brasil, Canadá, Indonesia, Japón, Malasia y Suecia.

Además, se han realizado piquetes de protesta frente a tiendas de prendas de vestir en todo el mundo.

La campaña por un salario mensual de US$ 177, que aún así no constituye un salario digno, se ha lanzado en momentos en que el Comité Consultivo del Trabajo de Camboya está a punto de dar a conocer, el próximo mes, el nuevo salario mínimo que se ha de aplicar a partir de enero de 2015.

Una coalición de sindicatos de la confección, entre ellos los afiliados de IndustriALL, acordó fijar la cifra de US$ 177, basada en un estudio encargado el año pasado por el mismo Gobierno de Camboya. Según el estudio, el salario mínimo de los trabajadores y trabajadoras de la confección debe estar comprendido entre US$157 y US$177 mensuales. 

Los sindicatos mundiales también escribieron al Primer Ministro Hun Sen, preguntándole cuál es la razón por la que no se registra progreso alguno en cuanto a establecer un mecanismo funcional para determinar los sueldos, a pesar de la ayuda de la Organización Internacional del Trabajo.

Para mayor información, rogamos contactar a:

Leonie Guguen

[email protected] 

Tel: 00 41 (0)22 308 50 24

[email protected]

Central: 00 41 (0)22 308 50 50

www.industriall-union.org