La familia y compañeros del dirigente sindical Vorn Pao celebran su liberación

La familia y compañeros del dirigente sindical Vorn Pao celebran su liberación

Camboya: Sindicatos mundiales acogen con satisfacción puesta en libertad de manifestantes

02.06.2014

Los sindicatos mundiales acogieron con satisfacción la liberación de 23 trabajadores camboyanos que protestaron por los bajos salarios existentes en el país, y que fueron detenidos tras las manifestaciones realizadas en enero. Sin embargo, los sindicatos siguen preocupados por la severidad de las condenas y por la falta de un juicio justo.

En efecto, después de intensa presión y la organización de campañas tanto a nivel local como internacional, lanzadas por IndustriALL Global Union, la CSI y UNI Global Union, más el respaldo de varias ONG y marcas de ropa, finalmente, el viernes 30 de mayo, los 23 trabajadores fueron puestos en libertad por orden del tribunal de Phnom Penh.

Sin embargo, los 23 detenidos recibieron condenas que van de seis meses a cuatro años y medio. 21 de ellos habían permanecido en prisión desde enero, y desde un comienzo se les había negado su libertad bajo fianza. En otro veredicto, también fueron puestos en libertad dos sindicalistas demandados ​​en noviembre de 2013 en relación con una huelga en SL Garment; con estos dos detenidos, alcanzó a 25 el número total de trabajadores detenidos, que más tarde fueron puestos en libertad. Entre las acusaciones que recaían sobre los trabajadores figuraban los delitos de incitación al crimen, violencia intencionada con agravantes, y destrucción intencional de la propiedad. A cuatro de los acusados se ordenó el pago de una multa de alrededor de US$2.000 cada uno.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, quien también representó a la CSI y UNI en una reunión de alto nivel que se llevó a cabo el 26 de mayo con las marcas y ministros del gobierno, señaló lo siguiente:

“Nos satisface enormemente saber que los detenidos han sido puestos en libertad y pudieron reunirse con sus familias después de cinco largos meses de prisión. Debido a las graves críticas de parte de varios observadores internacionales por la falta de pruebas directas contra los acusados y por serias irregularidades cometidas en el juicio, para evitar humillación, la corte conmutó sus severos veredictos a condenas de prisión condicional.”

Ath Thorn, Presidente del  C.CAWDU, sindicato de trabajadores de la confección, afiliado a IndustriALL, dijo lo siguiente:

“Esta victoria es un primer paso. El movimiento sindical seguirá luchando por un salario mínimo de US$160 para quienes laboran en el sector de la confección y del textil, y para lograr que se protejan los derechos, el trabajo decente y la dignidad de los trabajadores.”

Ahora, IndustriALL, la CSI y la UNI centrarán su atención en proseguir la lucha sobre el sueldo mínimo y procedimientos respecto a legislación sobre los sindicatos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha criticado enérgicamente el último proyecto de ley sindical, que según la OIT parece "no tomar en cuenta las peticiones del comité de expertos de la OIT sobre la aplicación de convenios y recomendaciones".

Por otra parte, el gobierno de Camboya confirmó que para mediados de junio se habrá completado la investigación básica sobre un nuevo mecanismo de fijación de salarios, y que para esa fecha se presentará a los sindicatos y a la Asociación de Fabricantes de Prendas de Vestir de Camboya (GMAC), para que se puedan reiniciar las negociaciones sobre el salario mínimo.

Philip Jennings de UNI señaló al respecto:

“Nos satisface saber que han sido puestos en libertad los 23 trabajadores que fueron indebidamente encarcelados por oponerse a la injusticia. Ahora pedimos al gobierno camboyano hacer lo correcto, reconociendo las normas laborales internacionales y resolviendo el problema del salario mínimo. En todo el mundo se está reconociendo por primera vez que salarios dignos han de constituir una de las bases fundamentales para la recuperación económica mundial. Camboya es un país con un buen nivel de desarrollo, y debería actuar como tal.”

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, dijo que, una vez más, la realización de campañas conjuntas había beneficiado a los trabajadores:

“¡La solidaridad internacional funciona! Nuestros sindicatos mundiales se han movilizado en forma conjunta en grandes ciudades en diferentes partes del mundo, ejerciendo presión constante sobre el gobierno de Camboya, los fabricantes y las marcas de ropa internacionales para revertir la inaceptable situación que se presentó a principios de enero. A principios de enero, cuando los trabajadores de la confección de Camboya protestaban por un salario digno, se les aplicó una brutal represión, detenciones y descaradas medidas antisindicales. La CSI, IndustriALL y UNI no estuvieron dispuestas a aceptar, de ninguna manera, se continuara con ese maltrato. La campaña por la justicia laboral en Camboya continúa.”

“IndustriALL seguirá trabajando con las marcas, el gobierno camboyano, los sindicatos y las empresas, para conseguir las reformas que se necesitan para que la industria de la confección de Camboya sea sostenible, con salarios dignos, libertad de sindicación y relaciones laborales que funcionen bien", dijo Raina.

Fin.

Para mayor información, rogamos comunicarse con: 
Leonie Guguen, Encargada de Comunicaciones, IndustriALL Global Union.

Tel: +41 22 308 50 23 
[email protected]  
www.industriALL-union.org 
Tel. central: +41 22 308 50 50