Trabajadores de la fábrica de Shints en el parque industrial de Bole Lemi, Addis Abeba (Etiopía).

Trabajadores de la fábrica de Shints en el parque industrial de Bole Lemi, Addis Abeba (Etiopía).

Visita de la IFTLGWU y de la secretaria regional de la IndustriALL, Paule France Ndessomin, a una fábrica de Shints.

Visita de la IFTLGWU y de la secretaria regional de la IndustriALL, Paule France Ndessomin, a una fábrica de Shints.

Trabajadores de la fábrica de Shints en el parque industrial de Bole Lemi, Addis Abeba (Etiopía). Visita de la IFTLGWU y de la secretaria regional de la IndustriALL, Paule France Ndessomin, a una fábrica de Shints.

Campaña de los sindicatos etíopes del textil para acabar con los salarios de pobreza

10.05.2018

Los salarios de tan sólo 600 birr etíopes (20 $ EE.UU.) mensuales siguen obsesionando a los trabajadores del sector del textil y el vestido de Etiopía. Los salarios no son suficientes, pues los trabajadores, más del 90 por ciento mujeres, no pueden pagar el transporte, la alimentación ni la vivienda ni sacar adelante una familia. Forman parte de los trabajadores pobres de Etiopía, y confeccionan ropa para marcas de Europa, Estados Unidos y Asia como H&M, Tchibo, Tommy Hilfiger y Calvin Klein.

Para poner fin a los salarios de miseria, el afiliado a la IndustriALL Global Union la Federación Industrial de Sindicatos de Trabajadores del Textil, el Cuero y el Vestido (IFTLGWU) es uno de los sindicatos que dirigen la campaña por mejores salarios, derechos de trabajadores a organizarse y a la negociación colectiva.

La campaña se dirige a los parques industriales creados por el Gobierno, entre ellos el de Bole Lemi en Addis Abeba, donde el fabricante de prendas surcoreano Shints emplea a 4.300 trabajadores, de los que 3.800 son miembros sindicales. Otros parques a los que se dirige la campaña son los de Hawassa y Mekele.

Los sindicatos consideran los salarios mínimos como punto de partida para elevar los bajos sueldos y piden que se incluyan en las nuevas leyes laborales que se están examinando. La intención de los sindicatos es lograr salarios dignos.

Los sindicatos pretenden salarios mínimos superiores a 3.373 ETB (121 $ EE.UU.). Estos salarios se pueden fijar utilizando el salario mínimo oficial de 1.800 ETB (64 $ EE.UU.), o el índice de precios al consumo, 2.400 ETB (86 $ EE.UU.). Los salarios actuales son por término medio inferiores a 50 $ EE.UU.

Se han celebrado reuniones entre la Confederación de Sindicatos de Etiopía (CETU) y varias partes interesadas, entre ellas la OIT. También ha habido reuniones con el primer ministro y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para discutir los salarios mínimos.

La directora de la IndustriALL para el sector del textil y el vestido, Christina Hajagos-Clausen, que hablará en un taller sobre sindicación en la cadena de suministro en Addis Abeba a finales de este mes, dice:

Apoyamos a los sindicatos etíopes en la implantación de salarios mínimos establecidos a un nivel de salario digno. Pedimos además que se pague a los trabajadores lo que ganan en general otros trabajadores de la confección.

Por lo tanto, estamos promoviendo acuerdos marco globales en el sector para que las marcas mundiales dejen de explotar la mano de obra barata en los países en desarrollo. . Los salarios dignos pueden sacar a los trabajadores de la pobreza.