Caso Maruti Suzuki de la India: Absuelven a 117 trabajadores pero culpan a 31

10.03.2017

El 10 de marzo, el Tribunal del distrito de Gurgaon dictó sentencia sobre el caso de violencia en la planta Maruti Suzuki Manesar. El Tribunal decidió declarar sin culpa a 117 trabajadores, pero declaró culpables a 31, incluidos todos los funcionarios sindicales.

Este caso tuvo su origen en un incidente ocurrido en Maruti Suzuki el 18 de julio de 2012, en el que uno de los gerentes resultó muerto. Posteriormente, la compañía despidió a 546 trabajadores permanentes y a 1.800 trabajadores a contrata. Decenas de trabajadores fueron detenidos y 139 trabajadores fueron encarcelados por más de tres años y medio, en tanto se negó libertad bajo fianza a once de los culpados.

Al concluir el juicio, el veredicto del Tribunal absolvió a 117 trabajadores de todos los cargos, pero halló culpables a 31.

El 17 de marzo se dará a conocer la sentencia de los trabajadores que fueron declarados culpables. En ausencia de pruebas contundentes que vincularan a los trabajadores con la muerte y el incendio que se había provocado, los trabajadores y sus familias quedaron conmocionados y horrorizados al saber el veredicto señalando que todos los funcionarios sindicales eran culpables.

Jitendar Kumar, uno de los trabajadores absueltos que pasó dos años y nueve meses en la cárcel, explicó:

“Fuimos víctimas de represión simplemente porque exigimos nuestros derechos. Nos detuvieron sin ni un ápice de evidencia en contra nosotros. La pena de cárcel trastornó nuestras vidas. Soy el único sostén de la familia. En mi ausencia, mi familia ha sufrido de manera indescriptible. Ahora que nos han absuelto de todos los cargos, espero volver a la vida normal. Lo único que necesito es un trabajo para sostener a mi familia y a mis dos hijas”.

Vasudev, un trabajador absuelto que comenzó a trabajar en la fábrica sólo 18 días antes del incidente violento, pasó 33 meses en la cárcel. Del mismo modo, Sunil Kumar, trabajador ocasional que laboró durante cinco meses en la fábrica, y Vijendar Kumar, aprendiz que trabajó por sólo tres meses, también pasaron 33 meses en la cárcel. Todos los trabajadores detenidos y sus familias han sufrido experiencias dolorosas desde julio de 2012.

Por su parte, Ram Niwas, del comité laboral provisional, organismo de los trabajadores que se encarga de cuestiones legales de la fuerza de trabajo, manifestó lo siguiente:

“Es injusto que declaren culpables a 31 trabajadores y que 13 de ellos sean condenados por asesinato, ya que durante el juicio, la fiscalía no ofreció ninguna prueba sustancial que vinculara a los trabajadores con actos de violencia ni con el incendio intencional que en esa ocasión ocurriera. Algo más: la fiscalía tampoco proporcionó imágenes de CCTV en el juicio. Por tanto, rogamos a todos los trabajadores a brindar solidaridad y apoyo a las familias de los trabajadores condenados, uniéndose a nuestra campaña para conseguir que todos sean puestos en libertad en el futuro”.

Por su lado, Vrinda Grover, abogada de los trabajadores, declaró:

“Al declarar sin cargos a 117 trabajadores, se ha demolido inequívocamente los fundamentos del caso de la parte querellante. Dieciocho trabajadores han sido condenados sólo por heridas graves y por entrar en una propiedad sin autorización. Trece trabajadores han sido condenados por asesinato.

“Es importante entender que estos 13 trabajadores son los funcionarios y dirigentes principales del sindicato. Estos sindicalistas fueron señalados en el caso solamente por ser defensores de los derechos de sus representados, y por eso, los testigos de la parte empresarial declararon en su contra.

“Están pagando el precio de defender la causa de los trabajadores. Es muy lamentable que una persona haya perdido la vida en el incendio de la planta de Manesar. Pero es más que endeble la supuesta evidencia que vincule a alguno de estos trabajadores al incendio. Al presentar una apelación ante el Tribunal Superior, el equipo de defensa legal de los trabajadores de Maruti está seguro de poder cuestionar de manera muy convincente esta condena”.

Durante el juicio, los abogados defensores señalaron que la policía había realizado una investigación deshonesta. La defensa manifestó que la investigación estaba viciada y sesgada en varios aspectos cruciales, como el hecho de que la policía haya cambiado las armas de ofensa durante el juicio, unos 88 de los 148 acusados fueran ordenados alfabéticamente, y el testigo en la prueba del desfile de identificación no identificara a ninguno de ellos.

Ningún trabajador ni personal de seguridad fue testigo de la parte querellante, ninguna evidencia de armas ofensivas resistió el escrutinio judicial; fue falso todo el proceso de recuperación de armas, al igual que muchos certificados médicos legales que obtuvieron testigos que inicialmente habían dicho que no sufrieron ninguna lesión.

Después del veredicto, los trabajadores y representantes sindicales de varias empresas de la región de la capital nacional, incluyendo todas las plantas de Maruti Suzuki, Honda, RICO Auto, y Bellosonica se reunieron en Gurgaon, donde manifestaron su solidaridad con los trabajadores víctimas de esta injusta condena. Expresaron su profundo descontento por la condena y decidieron apoyar a las familias de los trabajadores y realizar protestas colectivas. En señal de protesta, decidieron que el día 16 de marzo van a boicotear el almuerzo en todas las fábricas de la región.