CFMEU lucha contra un gigante de la minería

13.07.2017

A través de una serie de paros en todo el país, el sindicato australiano CFMEU está realizando una campaña contra el uso, cada vez mayor, de mano de obra a contrata por parte de la enorme empresa minera Glencore, y porque dicha compañía se niega a realizar negociaciones para lograr convenios colectivos justos en muchos lugares de trabajo de Australia. En las concentraciones que se llevaron a cabo esta semana en diferentes lugares del país, los miembros del sindicato se mostraron decididos a luchar contra las políticas de Glencore perjudiciales para las condiciones de trabajo, la seguridad de empleo y las comunidades locales.

El 11 de julio, se llevó a cabo una manifestación de apoyo para los trabajadores de la mina Oaky North de Glencore en la ciudad de Tieri, en Central Queensland, donde los mineros han estado en huelga desde el mes de mayo, cuando, después de dos años, se estancaron las negociaciones sobre un convenio justo.

Asistieron a la manifestación cientos de miembros de la comunidad local, así como simpatizantes que llegaron para demostrar su solidaridad con los trabajadores/as de Oaky North.

Por su parte, Tony Maher, Presidente Nacional del CFMEU, señaló al respecto:

“Glencore quiere imponer a estos trabajadores una serie de condiciones para reducir los salarios, perjudicando la seguridad en el trabajo, y aumentando los costos para la fuerza de trabajo.

“Esto es simplemente inaceptable. Estos trabajadores llevan dos meses luchando contra este convenio injusto. Ya es hora de que el resto del país se una a ellos para luchar contra esta injusticia”.

Sally McManus, Secretaria del Consejo de Sindicatos de Australia, que asistió a la manifestación, dijo que los trabajadores en huelga eran “una fuente de inspiración para el país, encabezando la lucha contra nuestro sistema industrial inservible y contra la codicia corporativa”.

Por otro lado, Stephen Smyth, Presidente del Distrito de Queensland del CFMEU, hizo hincapié en la importancia de este conflicto:

“No se trata solamente de luchar por Tieri, sino más bien se lucha para defensa de todos los trabajadores y trabajadoras del país, donde luchamos todos para arreglar un sistema inservible que no ofrece justicia a la fuerza de trabajo. Es la lucha más importante de nuestras vidas, una lucha que vamos a ganar a través de la acción colectiva”.

El plan que ha presentado Glencore para regular el lugar de trabajo en Oaky North se caracteriza por lo siguiente:

  • Limita el acceso de los trabajadores/as a representación en el lugar de trabajo
  • Permite que la empresa, en forma unilateral, cambie los turnos, irrespetando los deseos de los empleados
  • El sueldo de los trabajadores/as se basa en las ganancias que recibe la empresa, en vez de determinarlo por las horas que se trabaja y la labor realizada
  • Aumenta el costo del alojamiento que ofrece la empresa a los trabajadores/as
  • Limita las posibilidades para que los empleados usen el arbitraje para determinar algunos problemas

En una concentración masiva realizada el 10 de julio en Singleton en Hunter Valley, New South Wales, más de 1.000 mineros de siete centros de operaciones de Glencore en la zona, resolvieron continuar una campaña coordinada de paros.

Dirigiéndose a la multitud, Peter Jordan, Presidente del Distrito Norte del CFMEU, recordó las palabras de un miembro del sindicato que señalaba que esta lucha no sólo se refiere a la situación de los sindicalistas actuales, sino también de los miembros futuros.

“Es cuestión de defender nuestros derechos, ofreciendo ya una lucha consecuente con nuestros principios, y no dejarla para más tarde. Vamos a enfrentar a Glencore para proteger los empleos locales y la economía local”.

En este conflicto, los problemas fundamentales que hay que resolver son el uso de mano de obra eventual y subcontratada, que según el CFMEU constituye aproximadamente un 40% de la fuerza de trabajo, además de compensación por despido inadecuada y aumentos salariales insuficientes.

Al hacer uso de la palabra ante la multitud reunida en la concentración, el Secretario Nacional del CFMEU, Michael O'Connor, señaló que compañías como Glencore llevan muchas décadas atacando los derechos de los trabajadores:

“... vienen destruyendo, poco a poco, un sistema que pensamos que nos protegía. Entonces lo que estamos viendo es una masiva movilización de trabajadores y trabajadoras en todo el país para reestablecer justicia en el sistema industrial”.

Por otro lado, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL Global Union, califica la conducta de Glencore como totalmente inaceptable:

“Es espantoso ver el enfoque injusto de Glencore, desprovisto de intenciones de buena fe en la negociación colectiva y socavando relaciones laborales sólidas. Pedimos a Glencore reiniciar las negociaciones y que actúe de buena fe”.