Esforzada victoria de los limpiadores en Mauricio

03.11.2017

Ocho personas en huelga de hambre en Mauricio han sacado a la luz los miserables salarios de los limpiadores de las escuelas públicas en el país. Con el masivo apoyo local e internacional, el sindicato ha logrado asegurar el empleo permanente a esos trabajadores.

La lucha contra el trabajo precario es una prioridad del sindicato mauriciano la Confédération des Travailleurs du Secteur Publique et Privé (CTSP), afiliada a la IndustriALL Global Union.

Los limpiadores de las escuelas públicas se encuentran entre los trabajadores más pobres del país. El Gobierno empezó a subcontratar esos empleos en 2006 a contratistas que pagan a los trabajadores, la mayoría mujeres, menos de 1,50 $ EE.UU. diarios, sumiéndoles en la pobreza extrema con tan sólo 42 $ EE.UU. mensuales.

La CTSP llegó a un acuerdo con el gobierno en agosto pasado, haciendo permanentes a todos los que trabajan para contratistas en las escuelas públicas.

Sin embargo, el 13 de octubre el Gobierno se retiró del acuerdo, causando la decepción y la frustración entre las 333 trabajadoras que se hubieran beneficiado de él. Esto incitó al presidente de la CTSP, Reeaz Chutto, y a la secretaria general, Jane Ragoo, así como a seis limpiadoras a iniciar una huelga de hambre el 16 de octubre para sensibilizar a la población y obtener su apoyo.

La huelga de hambre, que duró diez agotadores días, fue desconvocada al ceder el Gobierno, y se alcanzó un acuerdo en virtud del cual se pagará a las limpiadoras un mes completo y se les concederán contratos permanentes, sin interrupción de empleo.

La huelga ha sido respaldada masivamente por los ciudadanos de Mauricio, las iglesias y otros empleadores. La CTSP dice que la victoria ha sido posible gracias al apoyo local e internacional.

“Gracias a cuantos han sufrido con nosotros durante estos largos diez días de lucha. Hemos dado a conocer a todo el país el problema a los contratistas del Gobierno que hacen enormes beneficios explotando a trabajadores vulnerables. Con el impulso que se ha creado estamos empeñados en la introducción de enmiendas en la legislación laboral.”