Loading...

Los sindicatos de la energía se reunieron en San Petersburgo (Rusia) los días 25 y 26 de julio de 2018

Conferencia mundial del sector de la energía: Sindicatos exigen Transición Justa

26.07.2018

Sindicatos del sector de la energía de 50 países acordaron, en forma unida, exigir una Transición Justa para proteger los derechos y el nivel de vida de los trabajadores/as a medida que se registran cambios masivos en la industria energética.

Más de 200 delegados de 70 sindicatos se reunieron en San Petersburgo, Rusia, los días 25 y 26 de julio, en la conferencia mundial de IndustriALL Global Union para este sector, con el lema "Empoderar a los sindicatos en las industrias energéticas".

Para poder cumplir con los objetivos del cambio climático en lo que se refiere a las emisiones, y adaptarse a las nuevas tecnologías que modifican sustancialmente los conocimientos que necesitan los trabajadores/as de la energía, la industria energética enfrenta rápidos cambios en las políticas y estructuras energéticas nacionales. Esto sucede en el contexto de una mayor demanda de energía, privatización y aumento del trabajo precario en el sector.

En el contexto del empleo industrial sostenible, se necesita una Transición Justa para que los cambios en el sector energético se apliquen con equidad y justicia para los trabajadores/as, sus familias y las comunidades.

Alexander Korchagin, presidente del sindicato anfitrión, el Sindicato de Trabajadores del Petróleo, Gas y Construcción de Rusia, dijo que en estos momentos tan importantes para el sector de la energía, la mejor manera de proteger los intereses de los trabajadores/as es a través de los sindicatos.

Dirigiéndose a los presentes en la conferencia, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, señaló que la energía es un derecho fundamental, pero a consecuencia de la privatización, las empresas multinacionales han comercializado la energía, creando monopolios.

Sanches afirmó: “El sistema más común de suministro de electricidad es administrado por empresas privadas con poca regulación por parte del estado. Las empresas multinacionales son muy poderosas y los gobiernos temen enfrentarlas”.

En los debates de la conferencia se puso de relieve el problema cada vez mayor del trabajo precario, que afecta a todos los países, pero es especialmente grave en países como Nigeria, donde casi todos los trabajadores/as son subcontratados. Otros países, como Costa de Marfil, mencionaron las grandes diferencias en salarios, condiciones de trabajo y prestaciones sociales entre los trabajadores permanentes y temporales. Los participantes señalaron que los sindicatos deben intensificar su trabajo de sindicalización de los trabajadores/as precarios, e incluirlos en los convenios colectivos cuando sea posible.

Se señaló que, para empoderar a los sindicatos, es clave aumentar la cooperación entre las redes sindicales por vía de apoyo solidario e intercambio de información de los sindicatos de diferentes países. En América Latina, la red de sindicatos del sector de la energía ha tenido mucho éxito en cuanto a ayudar a establecer nuevos sindicatos en el sector.

Los participantes debatieron sobre las campañas de IndustriALL en el sector, incluso en Shell, que trata de hacer que los trabajadores/as en diferentes lugares se enfrenten unos contra otros, y se niega a entablar negociaciones con IndustriALL a nivel mundial. También se tomó nota de las graves violaciones de los derechos sindicales en Argelia, así como de la campaña en curso para lograr que se respeten los derechos de los trabajadores/as de la DNO en Yemen.

En un animado debate sobre Industria 4.0, se hizo hincapié en que el aprendizaje, educación y capacitación durante toda la vida, pagados por la empresa, son de importancia vital para los trabajadores/as. Es necesario que los sindicatos participen en condiciones de igualdad en el proceso de toma de decisiones sobre la transformación tecnológica de la producción de energía.

Los participantes aprobaron un nuevo plan de acción para el sector, identificando estrategias para: alcanzar una Transición Justa; empoderar a los sindicatos; poner fin al trabajo precario; aumentar la participación y representación de las mujeres; mejorar la salud y seguridad; confrontar el capital global, estableciendo políticas industriales sostenibles.

La conferencia también ofreció sus más profundas condolencias a los trabajadores/as griegos y víctimas de los incendios forestales mortales en Grecia, así como a las comunidades afectadas al desbordarse una represa, con consecuencias fatales, durante la construcción de una planta hidroeléctrica en Laos.

La conferencia también hizo declaraciones de solidaridad apoyando las luchas de los trabajadores y trabajadoras de ExxonMobile en Australia, National Grid en Estados Unidos y Total en el Reino Unido.

Frode Alfheim de Industri Energi (Noruega) y Apsorn Krissanasmit del PTT LU (Tailandia), fueron reelegidos como copresidentes de la Sección de Energía de IndustriALL. Gwenne Farrell de MOVE-UP (Canadá) fue elegida vicepresidenta adjunta de la Sección de Electricidad y Valeriy Matov de Atomprofspika (Ucrania) fue elegido vicepresidente de la Sección Nuclear. 

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, señaló:

“El sector de la energía enfrenta los mismos problemas que otros sectores, como violaciones de los derechos, represión antisindical y trabajo precario. Lo específico de este sector es la transición energética. Debemos desarrollar el poder sindical para que podamos participar en la mesa con los gobiernos y las empresas para crear políticas industriales sostenibles a nivel nacional que garanticen una Transición Justa”.