La fábrica de Bombardier en Belfast. Foto: Albert Bridge

Bombardier C Series operated by Swiss. Foto: Eric Salard

Declaración de la IndustriALL sobre el conflicto comercial entre Boeing y Bombardier

04.10.2017

En la reglamentación y los conflictos comerciales internacionales se debe dar prioridad siempre a la preservación, la protección y la generación de empleos en todos los países.

Debido a la demanda presentada por Boeing contra Bombardier en el Departamento de Comercio de Estados Unidos se podrían perder miles de empleos decentes calificados en Canadá y en Irlanda del Norte.

Esto no es aceptable.

La IndustriALL no permitirá que ninguna empresa enfrente a los trabajadores de un país contra los trabajadores de otro.

Hacemos un llamamiento a los Gobiernos de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido para que se reúnan con carácter de urgencia con Boeing y Bombardier, teniendo en cuenta el impacto social de sus acciones, y para resolver este conflicto de manera que se proteja el empleo y no se perjudique a los trabajadores, sus familias y sus comunidades.

Antecedentes

En septiembre, Boeing acusó a Bombardier de dumping empresarial, y presentó una demanda ante el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Esto podría conducir a la imposición de aranceles punitivos de los aviones fabricados por Bombardier, con lo que miles de empleos podrían estar amenazados.

El conflicto afecta a trabajadores miembros de los afiliados a la IndustriALL Unifor, Unite the union y la International Association of Machinists and Aerospace Workers en Canadá, el Reino Unido y Estados Unidos.

Entre los trabajadores representados por los afiliados a la IndustriALL hay 22.000 empleados directos e indirectos que producen componentes para el avión de pasajeros Bombardier Serie C en Estados Unidos, 14.000 empleados indirectos en Irlanda del Norte, y 45.000 empleados directos e indirectos en Canadá. La fábrica de Bombardier en Belfast produce alas para la Serie C, que se monta en Canadá.