El miembro del Comité Ejecutivo, Edson Dias Bicalho, lee la resolución de solidaridad con los trabajadores de Brasil en la Reunión del Comité Ejecutivo en Sri Lanka

El Comité Ejecutivo de IndustriALL respalda a las Centrales sindicales de Brasil en su día de acción

09.11.2017

Los representantes sindicales de todas partes del mundo, presentes en la reunión del Comité Ejecutivo de IndustriALL en Sri Lanka, expresaron su solidaridad con las centrales sindicales de Brasil, quienes desarrollarán un día de lucha el 10 de noviembre

La reforma laboral de Brasil (Ley nº 13.467 / 2017) entrará en vigor el 11 de noviembre. La nueva legislación laboral reduce los beneficios para los trabajadores, conseguidos por los sindicatos tras años de lucha. Por ese motivo, las centrales sindicales de Brasil se unen una vez más para reivindicar sus derechos.

Durante la jornada del 10 de noviembre los sindicatos desarrollarán un Día Nacional de Acción que incluye marchas y movilizaciones. Una de las acciones con mayor expectativa es una marcha a realizarse en la avenida Paulista de São Paulo, la cual es coordinada por la CUT, Fuerza Sindical, CTB, CSB, UGT y la Nueva Central.

En la sesión del Comité Ejecutivo de IndustriALL del 9 de noviembre en Colombo, Sri Lanka, el miembro del Comité Ejecutivo, Edson Dias Bicalho dijo:

“Tenemos un Gobierno que ha conseguido destruir lo que conseguimos con años de lucha. Ha hecho que el trabajo sea totalmente precario, y ahora está intentando acabar con los sindicatos. Necesitamos el apoyo de IndustriALL y del Comité Ejecutivo en el Día Nacional de Lucha el 10 de noviembre”

A continuación leyó la resolución de apoyo, todos los presentes votaron su aprobación y de este modo brindaron su apoyo al pedido de solidaridad.

Los sindicatos consideran que la ley reduce los derechos de los trabajadores porque permite por acuerdo individual o colectivo pautar un horario de trabajo de 12 horas seguidas y establece que las compañías pueden tercerizar en una empresa proveedora cualquiera de sus actividades.

Además, en las movilizaciones las centrales seguirán recolectando firmas para el Proyecto de Ley de Iniciativa Popular que anularía la Reforma Laboral. A su vez, buscarán concientizar a la población sobre la posibilidad de perder aún más derechos si aprueban la reforma de pensiones, la cual dificultará el acceso a la jubilación.