Miembros de la NUAWE tratan de defender su oficina sindical. Foto: NUAWE

Miembros de la NUAWE tratan de defender su oficina sindical. Foto: NUAWE

Foto: NUAWE

Miembros de la NUAWE tratan de defender su oficina sindical. Foto: NUAWE

Miembros de la NUAWE tratan de defender su oficina sindical. Foto: NUAWE

Foto: NUAWE

Foto: NUAWE

Celebración del Primero de Mayo. Foto: NUAWE

Miembros sindicales en una celebración del Primero de Mayo. Foto: NUAWE

Apelación a la OIT. Foto: NUAWE

El movimiento sindical internacional condena el embargo de los bienes del sindicato por el Gobierno de Afganistán

10.10.2018

La IndustriALL se une a la Confederación Sindical Internacional (CSI) para protestar por la confiscación de las oficinas sindicales, la congelación de las cuentas bancarias y el acoso a los sindicalistas por el Gobierno de Afganistán.

La IndustriALL respondió al llamamiento a los afiliados a la CSI enviando una carta al presidente del país, tras ignorar el Gobierno las reiteradas peticiones de diálogo.

Esto ha ocurrido después de que el Gobierno de Afganistán promulgara el 31 de agosto de 2016 un decreto por el que se ordenaba el embargo de todos los bienes de la Unión Nacional de Trabajadores y Empleados de Afganistán (NUAWE), la Unión Cooperativa de Agricultores de Afganistán, y la Unión de la Juventud, y la transferencia y el registro de ellas como propiedad estatal.

En abril de este año, la CSI y la NUAWE – la única central sindical nacional de Afganistán - presentaron una queja ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT contra el decreto. En lugar de entablar un diálogo, el Gobierno afgano envió a la policía y a militares armados para allanar y precintar la propiedad y los bienes de la NUAWE en Kabul y en 16 distritos. Uno de los edificios ha sido tomado por el Ministerio de Defensa.

Las cuentas bancarias del sindicato se han congelado, su certificación no se ha renovado, y la libertad de expresión se ha obstaculizado. Todas las oficinas del sindicato permanecen cerradas, y el personal lleva cinco meses sin cobrar.

En la carta, el secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, se hizo eco del llamamiento de la CSI, diciendo:

“Pedimos a su Gobierno que retire inmediatamente la decisión de embargar los bienes del sindicato y que permita recurrir cualquier orden judicial para confiscar bienes sindicales, así como el decreto gubernamental pertinente.

En razón del centenario de la OIT y de su compromiso con la ratificación universal de las normas fundamentales del trabajo en 2019, también pedimos a su Gobierno que ratifique los Convenios núms. 87 y 98 de la OIT sobre la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva, con carácter de urgencia."