Portón de entrada de la proyectada mina de diamantes Bunder de Rio Tinto en Chattarpur.

S Q Zama, Secretario General de la INMWF, en una entrevista con los medios de comunicación locales durante la visita.

Los medios de comunicación locales también entrevistaron a Apoorva Kaiwar, Secretaria Regional de IndustriALL para Asia del Sur.

Los pobladores locales dicen que cuando se opusieron al proyecto Bunder, Rio Tinto cerró el depósito de agua que había prometido.

Los pobladores están preocupados por el suministro de agua si el proyecto minero sigue adelante. La zona es propensa a la sequía.

El árido paisaje que rodea el proyecto Bunder - la escasez de agua es una cuestión clave para los pobladores.

Un pueblo local vecino del proyecto Bunder. Los trabajadores perciben un salario de menos de US$ 6 por día.

El proyecto de mina de diamantes Bunder de Rio Tinto ha sido objeto de críticas por parte de la población local.

Rio Tinto emplea trabajadores a través de subcontratistas. Muchos de ellos no son locales.

El Proyecto Bunder de Rio Tinto: no cumple con las promesas hechas a los trabajadores y comunidades

26.02.2016

A finales de enero, IndustriALL Global Union y la Federación Nacional de Trabajadores Mineros de la India (INMWF) visitaron Chattarpur, en Madhya Pradesh, India, donde Rio Tinto espera aprobación para explotar una mina de diamantes a cielo abierto de 300 metros de profundidad.

Según Rio Tinto, una vez que se haya establecido la mina Bunder, Madhya Pradesh pasaría a ser una de las diez más grandes regiones productoras de diamantes del mundo.

Durante la visita a Chattarpur, los pobladores de las comunidades vecinas manifestaron  su firme oposición al desarrollo del proyecto Bunder. Además presentaron reclamos contra Rio Tinto, haciéndose eco del resultado de una audiencia pública organizada por las autoridades hace un año atrás. Según los informes de la prensa sobre esa audiencia, sólo siete pobladores apoyaron el proyecto, mientras que 250 se opusieron al mismo.

La comunidad local está preocupada por las prácticas laborales de Rio Tinto, lo mismo que IndustriALL ha estado informando desde el inicio de la campaña sobre Rio Tinto hace dos años. Durante la etapa de exploración en Bunder, dicha compañía emplea actualmente a unas 400 personas, siendo la mayoría enganchadas a través de un contratista local.

Rio Tinto afirma en su página web que da prioridad al empleo local y que un 70% de los trabajadores de Bunder proviene de las comunidades vecinas. Sin embargo, durante la visita de IndustriALL  y la INMWF, los pobladores y PEHAL, una ONG que participa en la defensa de las comunidades locales, dijeron que en realidad sólo una tercera parte de los trabajadores proviene de pueblos de la zona.

Rio Tinto también dice que el empleo de la comunidad local se organiza en régimen de rotación con el fin de beneficiar a más familias. De hecho, los pobladores se quejan de que no les permiten trabajar más de catorce días al mes, con un salario diario mínimo de 375 rupias (US$ 5,5) para trabajadores especializados y 235 rupias (US$ 3,4) para los no calificados. Estas condiciones no permiten a ningún trabajador tener un nivel de vida digno. Además, los trabajadores de exploración en Bunder han estado laborando 12 horas al día. También se informó que se había favorecido a ciertos trabajadores, que fueron clasificados como mano de obra calificada sólo porque apoyaban la apertura de la mina.

Los pobladores informaron que cuando los trabajadores trataron de organizar un sindicato para obtener mejores condiciones, todos fueron despedidos por el subcontratista.

S Q Zama, Secretario General de la INMWF, comentó al respecto: “Es lamentable que una gran empresa minera multinacional como Rio Tinto, que llegó con la promesa de empleo y desarrollo para las comunidades locales, de hecho esté explotando a los trabajadores aborígenes pobres y dañando los medios de sustento de las comunidades locales. La INMF considera totalmente inaceptables las prácticas antilaborales de Rio Tinto; por eso continuará nuestra lucha para proteger los derechos de los trabajadores".

Rio Tinto también parece haber roto sus promesas a la comunidad local. En un pueblo donde visitaron IndustriALL y la INMWF, los pobladores informaron de que, al inicio del proyecto Bunder, Rio Tinto estableció un depósito de agua. Cada familia pagó 1.000 rupias (US$ 15) para tener conexión con el sistema de suministro de agua y (US$ 0,73) para un vigilante para cuidar del depósito de agua. Sin embargo, cuando los pobladores comenzaron a quejarse sobre el proyecto de minería, Rio Tinto detuvo el sistema y se llevó la bomba de agua después de sólo dos meses. Según los pobladores, la compañía dijo que mientras los aldeanos se opongan al proyecto, la empresa no llenará el tanque de agua. PEHAL también señaló que Rio Tinto no había cumplido con su promesa de plantar árboles frutales a lo largo de los caminos en la zona del proyecto.

Después de la visita señalada, IndustriALL / IMWF concluyeron que no había cambiado mucho la situación que se describía en un informe publicado por Partizans en 2013, en el que se criticaba la conducta de Rio Tinto ante los trabajadores, el medio ambiente y la comunidad local en Bunder.

El desarrollo del proyecto Bunder no sólo enfrenta la oposición de las comunidades locales. Hay diversas frentes políticas y ONG que han denunciado el impacto que este proyecto podría tener sobre el medio de vida de las comunidades. De acuerdo con los informes, habría que destruir más de un millón de árboles si el proyecto se llevase a cabo, provocando la deforestación a gran escala y dañando el hábitat y el libre desplazamiento de los tigres en peligro de extinción. También requerirá una gran cantidad de agua en esta región, que tiene altos niveles de sequía.

El gobierno de Madhya Pradesh emitió una carta de intención en el año 2012, dando aprobación provisional para que el proyecto siguiera adelante. Pero antes de que ese permiso provisional se pueda convertir en un permiso de usufructo minero oficial, Rio Tinto debe obtener autorización ambiental y forestal para lograr aprobación de su plan de explotación minera.