Miembros del SNATEGS se manifestaron en la ciudad de Tizi Ouzou, en el centro norte de Argelia.

Mellal Raouf, en el centro, presidente del SNATEGS.

El sindicato de la energía argelino convoca una huelga nacional

04.04.2017

El afiliado a la IndustriALL Global Union en Argelia ha anunciado planes para una huelga nacional de tres días de los trabajadores de la gigantesca compañía energética estatal, Sonelgaz, el 11, el 12 y el 13 de abril.

El sindicato de trabajadores de la electricidad y el gas de Argelia, SNATEGS, exige que Sonelgaz, que emplea a más de 87.000 trabajadores, cese la represión de las actividades sindicales y ponga fin a la persecución de los sindicalistas en la empresa.

El anuncio se produce después de que la pacífica huelga de la ‘dignidad’ de los trabajadores de Sonelgaz en marzo, solicitando respeto y salarios más altos, fuera atacada violentamente por las fuerzas de seguridad. Más de 400 personas fueron detenidas, entre ellas líderes sindicales y el presidente del SNATEGS, Mellal Raouf. Finalmente, fueron puestas en libertad, pero muchas informaron de que habían sido golpeadas por la policía.

El 31 de marzo, la policía impidió por la fuerza que unos 200 sindicalistas participaran en una reunión, bloqueando la entrada a la sede del SNATEGS en Bab Ezzouar. Los sindicalistas, que dijeron que habían sido insultados por la policía, se vieron obligados a reunirse en la calle, donde fueron fotografiados y filmados en secreto. En la reunión, el SNATEGS tomó la decisión de organizar la huelga nacional en abril, en la segunda empresa más importante del país.

“El SNATEGS pide de nuevo al Gobierno que intervenga y ponga fin a esas violaciones cotidianas de la ley por las fuerzas policiales, para afirmar al reconocimiento de las libertades sindicales en Argelina y el respeto de los compromisos internacionales, con miras a lograr un pluralismo sindical real y una verdadera democracia en Argelia”, dice una declaración del SNATEGS.

El secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, dijo:

“Deploramos el uso de la violencia y la opresión contra nuestros miembros sindicales. Instamos al Gobierno, a las fuerzas de seguridad y a Sonelgaz  a que traten a los trabajadores con respeto y escuchen sus demandas.”

A pesar de la oposición de Sonelgaz, el SNATEGS ha logrado organizar a más de 30.000 trabajadores en la empresa en 27 lugares, y el sindicato está llamando a una movilización masiva para esta segunda ‘huelga de la dignidad’.

El presidente del SNATEGS, Raouf, sigue sufriendo la presión de las autoridades desde que reveló una amplia corrupción en la empresa estatal de la energía Sonelgaz. En diciembre de 2016, Raouf fue condenado, en rebeldía, a seis meses de prisión después de haber expuesto la inflación ilegal de las facturas de electricidad por Sonelgaz durante más de diez años.