Huelga de advertencia en Gevelsberg. Foto: Thomas Range

Trabajadores en GKN Walterscheid, Sohland. Foto: André Wirsig

Foto: Marcus Scholtz/IG Metall

Aprendices se unen a la huelga. Foto: Christian v Polentz

Trabajadores de Porsche en Zuffenhausen. Foto: Joachim Roettgers Graffiti\web

El sindicato de trabajadores metalúrgicos alemán lanza huelgas masivas por aumentos salariales y reducción de jornada

11.01.2018

IG Metall inicia huelgas masivas antes de la ronda de negociaciones con la federación de empleadores Gesamtmetall.

La acción laboral comenzó el lunes 8 de enero con una serie de huelgas de advertencia – acciones breves en las que los trabajadores abandonan el trabajo durante varias horas, y se manifiestan en las calles. Unos 160.000 trabajadores llevaron a cabo estas acciones en más de 80 empresas, entre ellas Volkswagen, Porsche, Mercedes Benz, Daimler, Siemens, ThyssenKrupp, Thales, Airbus, Honeywell, Bombardier y Atos.

Si no se avanza en las negociaciones, el sindicato piensa ampliar la acción a huelgas de días completos en empresas esenciales. La primera ronda de negociaciones para un convenio colectivo de los 3,9 millones de trabajadores del sector del metal y la electrónica empieza hoy, cuando el sindicato se reúne con la asociación de empleadores regional en el estado de Baden-Wuerttemberg, donde hay varios fabricantes de automóviles.

El sindicato pretende un arreglo fundamentalmente nuevo para los trabajadores industriales de Alemania, que permita a los éstos beneficiarse de la creciente productividad y lograr un mejor equilibrio entre su vida familiar y laboral. En momentos de auge de la economía y un desempleo más bajo que nunca, el sindicato reclama un aumento salarial del 6 por ciento.

Otra exigencia importante es la reducción de la jornada laboral a 28 horas semanales para cuidar de los hijos y de los parientes ancianos, con el derecho a volver al pleno empleo después de dos años. El sindicato también está haciendo campaña para una asignación adicional a los cuidadores de 200 €. El sindicato cree que las funciones del hombre y la mujer están cambiando, y que la reducción del tiempo de trabajo permitiría a más mujeres incorporarse a la fuerza de trabajo y a más hombres asumir responsabilidades del cuidado.

En el pasado, ha habido empresas que han pedido flexibilidad a sus empleados. El sindicato quiere cambiar esto para que los trabajadores se beneficien del trabajo flexible y puedan elegir un modelo de trabajo que se adapte a su vida familiar.

Hablando a 2.000 trabajadores en una manifestación en Homburg en Saarland, en el suroeste, el presidente de IG Metall, Jörg Hoffman – que es también presidente de la IndustriALL Global Union – dijo:

“Con IG Metall, sólo habrá un convenio colectivo con los tres componentes: un aumento salarial decente, la opción de reducir las horas de trabajo durante un período limitado, y subvenciones de manera que con la reducción de la jornada todos puedan atender a sus hijos, a los enfermos y a cuidar de su salud.”

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“La economía alemana marcha bien, y es justo que los trabajadores se beneficien también de la mayor productividad y tengan derecho a la flexibilidad.

Lo realmente histórico es la demanda de reducir las horas de trabajo a 28 semanales. Es importante que los trabajadores se beneficien de los cambios que está produciendo en el mundo del trabajo Industria 4.0. Esta demanda de IG Metall muestra que los sindicatos van a la cabeza en la creación de una economía que funcione para todos.”

Con 2,3 millones de miembros, IG Metall es uno de los mayores y más poderosos sindicatos del mundo. El convenio colectivo que está negociando el sindicato cubrirá a 3,9 millones de trabajadores.