Fabricante japonés de componentes electrónicos y automotrices atropella derechos de los trabajadores en Filipinas

26.09.2016

NT Philippines, empresa de propiedad japonesa, viola los derechos laborales en la zona  franca de Cavite en Filipinas.

NT Philippines es un importante proveedor de componentes electrónicos para diversas compañías, como Flextronics y Apple, y para empresas de automoción como Mitsubishi, Hyundai, Delphi, Jaguar, Kia, Chrysler y Ford, entre otras.

La compañía finge subcontratar al personal y acosa a los sindicalistas. A pesar de las reiteradas solicitudes que han presentado los trabajadores/as para regularizar su situación, la administración se niega a hacerlo y continúa hostigando al Sindicato de Trabajadores de NT Philippines, Inc., que lucha por los derechos de la fuerza de trabajo. Este sindicato forma parte de la Confederación de Sindicatos y Servicios Sociales Afines (CLASS), organización afiliada a IndustriALL Global Union.

Desde que se creó el sindicato, los trabajadores y trabajadoras de NT Philippines, que son casi 900 en total, han luchado por regularización de su empleo por la empresa, en vez de contratación por una agencia falsa que en realidad pertenece a la compañía misma. El sindicato y CLASS presentaron una demanda ante el Ministerio de Trabajo, que falló a favor de los trabajadores, calificando la agencia como ilegal, y exigiendo que la empresa contrate formalmente a los trabajadores/as sin que éstos pierdan sus derechos de antigüedad de trabajo en la compañía.

La empresa no ha cumplido con este dictamen de la corte. Los trabajadores/as están esperando pacientemente para que se aplique ésta y otras reivindicaciones, tales como el pago de permiso de incentivo por duración del servicio y otros beneficios que se estipulan en la legislación y que se establecieron en las prácticas del pasado.

La compañía ha recurrido a tácticas y propaganda antisindicales, tratando de desprestigiar al sindicato con la amenaza de que la empresa se va a cerrar si sus compradores saben que los trabajadores están formando un sindicato.
 
La compañía ha vuelto a violar los derechos sindicales al sacar de la fábrica al Presidente del sindicato, Randy Ramos, para trasladarlo a una empresa hermana, donde sigue la política de acoso, aislándolo de los demás trabajadores y dirigentes sindicales. Ramos señaló al respecto:

“Me siento humillado por las políticas que nos aplica nuestra empresa. En mi caso, me trasladaron para alejarme de mis compañeros de trabajo; me asignaron a un puesto donde no hacía nada, ni siquiera me dieron un armario ni un lugar para alojarme. Todo lo contrario, la administración me dijo que me alojara donde yo quisiera, pero que la empresa no me iba a cuidar más”.

A consecuencia de estos actos de acoso e intimidación por parte de la empresa, el sindicato y CLASS presentaron una serie de reclamos contra NT Philippines, ante la oficina del Ministerio de Trabajo en Cavite, ante la junta de conciliación y mediación, y ante la oficina de arbitraje. Exigen que el Presidente del sindicato sea reincorporado a su puesto de trabajo anterior y que se respete el derecho de sindicación.
 
Por su parte, Concepcion Dodd, Presidenta de CLASS, manifestó: “Exigimos a NT Philippines, así como a sus principales compradores, respetar los derechos de los trabajadores y cumplir con el compromiso de acatar los derechos laborales internacionalmente reconocidos. Por otra parte, exigimos un diálogo inmediato para que la empresa cumpla con la aplicación de la regularización de sus trabajadores y trabajadoras”.

Por otro lado, Annie Adviento, Secretaria Regional de IndustriALL para Asia Sudoriental,  dijo:

“Es inaceptable la política de intimidación, acoso y propaganda que aplica NT Philippines contra el sindicato, y no cabe duda que viola las normas internacionales del trabajo. El Ministerio de Trabajo ha mandado a la empresa a regularizar su fuerza de trabajo. La empresa tiene que cumplir, y reconocer el derecho de sindicalización de sus trabajadores y trabajadoras”.

NT Philippines es un importante proveedor de Multek y de otras importantes marcas de componentes para los sectores de la electrónica y automotriz, además de producir circuitos impresos flexibles para uso en teléfonos móviles, bujías y otras piezas de automóviles.