Los trabajadores del sindicato GOSTTRA junto a Marino Vani y Laura Carter luego de reunirse SISA y la mediadora laboral.

Gildan Activewear viola los derechos de sus trabajadores en Haití y Honduras

06.11.2018

Hace un año el proveedor de Gildan en Haití, Sewing International SA (SISA), despidió injustamente a dirigentes y activistas sindicales, entre ellos trece miembros de la afiliada en Haití, GOSTTRA, después de que participaran en una huelga en reclamo de un incremento del salario mínimo. Los empleados no fueron reincorporados y los incluyeron en una lista negra, que implica que no pueden alimentar a sus familias o pagar el alquiler.

Además de las violaciones a los derechos de los trabajadores de su proveedor en Haití, la sucursal de Gildan en Honduras, llamada Gildan Mayan Textiles S. de R.L., está realizando una campaña antisindical. 

En setiembre la compañía despidió a 28 miembros del sindicato SITRAGILMAS -el cual pertenece a la Federación de trabajadores de honduras (FITH), que a su vez es afiliada a IndustriALL- por haberse organizado en un gremio. La firma se niega a cumplir los acuerdos logrados con el sindicato, hostiga a los trabajadores y busca formar un sindicato amarillo. 

IndustriALL llamó a la matriz de la firma en Canadá y le pidió que respetara la recomendaciones del programa Better Work de la OIT, que también pedía que Gildan reincorpore a los trabajadores de Haití.

Gildan es miembro de la Fair Labour Association, la cual aún debe tomar acciones contra la conducta errática de la compañía.

Durante una misión de IndustriALL a Haití el 20 y 21 de setiembre se hicieron intentos para reincorporar a los trabajadores despedidos, mediante reuniones entre GOSTTRA, SISA y una mediadora laboral, pero la compañía se negó categóricamente.

Por su parte, el secretario regional de IndustriALL para América Latina y el Caribe, Marino Vani expresó:

“IndustriALL exige que Gildan Activewear tome medidas urgentes con sus proveedores en Haití y Honduras para reincorporar a los líderes sindicales que fueron despedidos en violación de las normas internacionales, y que se comprometa con urgencia a tener un verdadero diálogo social.