Índice Global de Derechos de la CSI 2018: reducción del espacio democrático y aumento de la codicia empresarial

07.06.2018

Ha aumentado el número de países donde se registraron detenciones y arrestos arbitrarios de trabajadores/as, pasando de 44 en 2017 a 59 en 2018, y la libertad de expresión se ha visto limitada en 54 países.

El Índice Global de los Derechos de la CSI 2018 clasifica a 142 países en función de 97 indicadores reconocidos internacionalmente, para evaluar dónde los derechos de los trabajadores/as están mejor protegidos, tanto en la ley como en la práctica.

En el Índice Global de los Derechos 2018, se identificaron tres tendencias mundiales respecto a los derechos de los trabajadores/as: reducción del espacio democrático, influencia empresarial ilimitada y la importancia de la legislación.

“La democracia está siendo atacada en países donde no se respetan los derechos de la población a organizarse, expresarse y emprender acciones. Brasil aprobó leyes que niegan la libertad sindical, China restringe la libertad de expresión, y en Indonesia se recurrió al ejército para reprimir disputas laborales”, indica Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional.

Cada vez hay más países que excluyen a grupos de trabajadores/as de la cobertura de la legislación laboral: desde trabajadores/as migrantes a funcionarios públicos o empleados en negocios de plataforma; un 65% de los países excluyen de la legislación laboral a determinadas categorías de trabajadores/as.

El trabajo decente y los derechos democráticos están debilitados en casi todos los países, mientras que la desigualdad sigue en aumento.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, afirmó:

Lamentablemente, las violaciones de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de los sindicatos son más una norma que una excepción. En esta última semana, hemos apoyado a grupos de trabajadores y trabajadoras de varios países durante la Conferencia Internacional del Trabajo, donde, según las partes de la OIT, se examinan solamente los casos más graves. Seguiremos presionando a las organizaciones multilaterales para que desempeñen un papel en esto y también continuaremos movilizando solidaridad internacional cuando sea necesario.

Entre las principales conclusiones del informe figuran:

  • Un 65% de los países excluyen a algunos grupos de trabajadores/as de la legislación laboral.
  • Un 87% de los países han vulnerado el derecho de huelga.
  • Un 81% de los países niegan la negociación colectiva a algunos o a todos los trabajadores/as.
  • De los 142 países examinados, 54 niegan o limitan la libertad de expresión y de reunión.
  • Aumentó en un 10% (de 59 a 65) el número de países en que los trabajadores/as están expuestos a violencia física y amenazas, incluyendo a Bahréin, Honduras, Italia y Pakistán.
  • Los países donde se ha arrestado y detenido a trabajadores/as pasaron de 44 en 2017 a 59 en 2018.
  • Sindicalistas fueron asesinados en nueve países: Brasil, China, Colombia, Guatemala, Guinea, México, Níger, Nigeria y Tanzania.