IndustriALL Global Union exige terminar con la violencia, sangre y lágrimas en Gaza

17.07.2014

En momentos en que continúa la violencia en Gaza y aumenta el número de víctimas fatales, IndustriALL Global Union se une al movimiento sindical mundial y a la comunidad internacional que exige el inmediato cese del fuego.

En poco más de una semana, fueron muertos por lo menos 225 palestinos y 1 israelí; de éstos, un 80% son víctimas civiles y 20% niños. Según las noticias recibidas, hubo 1.400 heridos, 1.255 casas están destruidas y 529 personas fueron detenidas.

IndustriALL insiste firmemente que la acción militar se debe suspender de inmediato. Tal como lo pidió el Consejo de Seguridad de la ONU, se debe aplicar con urgencia un plan de cese del fuego inmediato,

"El llamado del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para un cese del fuego debe aplicarse sin más demora", dijo el Secretario General de IndustriALL, Jyrki Raina. "El Consejo ha exigido distensión de la situación, restauración de la calma, reestablecer el acuerdo de cese del fuego de noviembre 2012, y respeto del derecho humanitario internacional, incluyendo medidas para proteger a la población civil".

IndustriALL se une al llamado de la Confederación Sindical Internacional (CSI), exigiendo el cese inmediato del fuego y asistencia humanitaria urgente para Gaza. Es necesario también intensificar la presión internacional para poner fin a la ocupación de Cisjordania por parte de Israel y para hallar una solución negociada a las disputas, respetando las fronteras establecidas en 1967 entre Israel y el Estado de Palestina.

La Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, señaló en su declaración: "El mundo no puede permitir que continúe la injusticia, ni puede aceptar la perspectiva de más violencia todavía, causando la muerte de civiles inocentes".

"Las personas que trabajan son las principales víctimas de la inaceptable situación actual", dijo Jyrki Raina. "La comunidad internacional debe tomar todas las iniciativas posibles para evitar un mayor deterioro, lo cual no haría más que traer mayor pobreza, caos e inseguridad a las condiciones actuales de vida y de trabajo".

Solidarizamos con nuestros compañeros y compañeras sindicalistas en favor de la paz y la estabilidad en lugar de violencia, sangre y lágrimas.