El asbesto mata

IndustriALL y FITCM vuelven a advertir sobre peligro del asbesto

12.05.2014

Como el asbesto sigue usándose con mucha frecuencia en los países en vías de desarrollo, IndustriALL Global Union, conjuntamente con su organización hermana la Federación Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (FITCM), ha lanzado una nueva publicación que revela los peligros de este letal material; junto a este nuevo aviso, se publica también una serie de directrices para trabajadores que teman que pueden estar expuestos al mismo.

En los países en vías de desarrollo, el asbesto sigue aplicándose en la fabricación de muchos productos, siendo lo más notorio la confección de láminas de cemento reforzado con fibras.

En la publicación “El asbesto mata” de IndustriALL Global Union y la FITCM, se señala: “El asbesto sigue presente; hay quienes continúan promoviendo su venta como un mineral mágico".

A pesar de que en muchos países este material se ha dejado de usar, sigue el peligro de la exposición al asbesto debido a su larga historia de uso: no sólo en productos de cemento, sino en cientos de otras aplicaciones, como en la fabricación de zapatas de freno, baldosas, aislamiento y protección contra incendios.

Debido a la débil regulación existente y al hecho de que no se obligue a cumplir las actuales reglamentaciones de uso, todavía existen muchas personas expuestas fatalmente a estas mortíferas fibras. En esta publicación se explica detalladamente cuáles son las medidas que los trabajadores pueden tomar si temen que exista asbesto en su lugar de trabajo.

Hay una gran cantidad de problemas ambientales y de salud que se derivan del uso del asbesto en la sociedad. Esta publicación ofrece un resumen detallado de los problemas relacionados con el asbesto, y propone que los activistas de salud y seguridad mantengan su vigilancia respecto al peligro inherente que implica la utilización del asbesto, y que esa vigilancia continúe enfocada donde corresponde: en salvar el sustento y la vida de los trabajadores.

A pesar de los avances que se han logrado en muchos frentes en cuanto a normas de salud y seguridad, se sigue utilizando el asbesto: todavía falta mucho para lograr la prohibición mundial de este producto. El primer artículo en que se señalaba un vínculo entre el asbesto y las enfermedades se publicó alrededor de 1906. No se ha estudiado tan extensivamente ninguna otra causa de enfermedad profesional. Sin embargo, todavía existe la industria del asbesto. El arte de negar las evidencias científicas y de crear dudas en la mente del público fue perfeccionado por la industria del asbesto, y esta misma técnica de manipulación ha sido utilizada por otras industrias que buscan eludir responsabilidades por sus acciones o productos.