• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Loading...

INFORME: IndustriALL encabeza la lucha en favor de los trabajadores y trabajadoras de prendas de textiles en Bangladesh

04.12.2013

El Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh es un avance histórico que beneficia a más de 2 millones de trabajadores de la confección. Rompiendo con la fallida auditoría social del pasado, que fue dirigida por las empresas mismas, con este Acuerdo los sindicatos y las empresas multinacionales están trabajando en conjunto para mejorar la situación precaria de los trabajadores de la confección en Bangladesh.

INFORME

Foto principal: Trabajadora de la confección en la fábrica de Gazipur, señalada en el Acuerdo. Abir Abdullah

TEXTO: Tom Grinter

Más de 100 marcas y minoristas, que emplean a más de 2 millones de trabajadores en 1600 fábricas, están trabajando ahora en conjunto con la IndustriALL Global Union y UNI Global Union. Esta amplia coalición constituye una importante parte del sector de la confección. Juntos han trabajado con empeño para establecer las bases para el Acuerdo, de tal manera que, en diciembre de 2013,pueda estar en pleno funcionamiento el trabajo que se realiza sobre terreno en Bangladesh.

Esta coalición es novedosa por una serie de factores clave: su tamaño, la seriedad de los compromisos jurídicamente vinculantes, y el papel central que realizan los sindicatos nacionales e internacionales. Los sindicatos, como socios, son los únicos actores capaces de garantizar el cumplimiento de responsabilidades y supervisión confiable de las condiciones de trabajo y procedimientos de inspección. Desde hace demasiado tiempo, la industria se basó públicamente en auditorías de seguridad realizadas una sola vez en sus fábricas, llevadas a cabo por empresas de auditoría que son creadas y financiadas por las propias marcas. Las relaciones laborales sólidas en este sector pueden reemplazar este modelo y llevar a cabo inspecciones de seguridad constantes en un contexto donde los trabajadores tengan la facultad de rechazar trabajos peligrosos.

El trabajo previo para establecer el Acuerdo fue posible debido a la terrible catástrofe industrial en Rana Plaza. El 24 de abril de 2013, un edificio comercial de ocho pisos se derrumbó en Savar, subdistrito del área metropolitana de Dhaka, capital de Bangladesh. A medida que el número de muertos iba aumentando diariamente, hasta llegar a una cifra de 1.129 personas fallecidas, los trabajadores, consumidores y medios de comunicación del mundo exigieron cambios. La escala de la tragedia de Rana Plaza indicaba que se necesita un cambio sistémico, más allá de la llamada habitual para justicia local y estricta condena del dueño de la fábrica local.

La tragedia industrial ocurrió a las 9 de la mañana, el día 24 de abril. El edificio derrumbado, construido en forma ilegal, contenía cinco fábricas de confección de prendas de vestir, que empleaban a 5.000 trabajadores y trabajadoras. Las cinco fábricas eran Ether Tex, New Wave Bottoms, New Wave Style, Phantom Apparels, y Phantom-TAC, que producen prendas para varias marcas occidentales conocidas.

El 23 de abril, el día antes del derrumbe, aparecieron grandes grietas estructurales en los pilares de Rana Plaza. Sin embargo, Sohel Rana, propietario del edificio, y los dueños de las fábricas de prendas de vestir no hicieron caso a las autoridades locales cuando éstas ordenaron la evacuación completa del edificio.Todo lo contrario, los propietarios exigieron a los trabajadores llegar temprano al día siguiente, a fin de estar laborando en sus puestos antes de que llegaran las autoridades. Cada vez que perdían un día de trabajo, los trabajadores de Rana Plaza tenían que trabajar sin remuneración por tres días, por lo que los trabajadores no estaban muy interesados en quedarse a salvo en su casa el 24 de abril. Los administradores de la fábrica Ether Tex amenazaron con retener un mes de sueldo de cualquier trabajador que no se presentara para trabajar el 24 de abril.

El mismo día del derrumbe de la fábrica, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, dijo lo siguiente:

Esta terrible tragedia pone de manifiesto la urgencia de acabar con el intento de lograr máxima desregulación de sistemas de seguridad en el suministro de medios de producción baratos a las marcas internacionales, competencia en la que centenares de trabajadores han perdido la vida. Las marcas de ropa y minoristas internacionales son responsables de sus cadenas de producción en su totalidad. Es hora de que estas marcas y minoristas, los proveedores y el gobierno de Bangladesh se reúnan para conversarcon la IndustriALL y sus afiliados con el fin de acordar un programa de seguridad que garantice que esto no vuelva a suceder jamás.”

Las grandes marcas se unieron, más siguiendo

Se han unido al Acuerdo muchas marcas importantes, y se van a incorporar otras más Respondiendo rápidamente ante el desastre de Rana Plaza, para conformar una alianza en las cadenas de suministro, IndustriALL trabajó con UNI Global Union, que representa a los trabajadores sindicalizados de los sectores detallista y comercial de las marcas y minoristas del hemisferio norte, para conformar el Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh. También han jugado un papel importante varias ONG, como la Campaña Ropa Limpia, el Consorcio de Derechos del Trabajador, la Maquila Solidarity Network, y el Foro Internacional de los Derechos Laborales. 

H&M e Inditex, dos de las más grandes empresas del mundo en el sector de la confección de ropa, fueron las primeras en firmar el Acuerdo, el 14 de mayo. Todas las semanas nuevas empresas se suscriben al Acuerdo.

EsteAcuerdo es un motivo de orgullo para la IndustriALL Global Union, que siempre será recordado como el logro del primer año de IndustriALL que anunció al mundo el poder y la ambición de esta nueva fuerza sindicaltrade union force,

dijo el Secretario General de IndustriALL, Jyrki Raina

Juntos vamos a hacer que la industria de la confección de Bangladesh sea segura y sostenible

Se han llevado a cabo conversaciones preliminares en relación a la futura posibilidad de extender el Acuerdo a otros países e incluso a otros sectores industriales. Desgraciadamente, Bangladesh no es el único país en el mundo donde los trabajadores de la confección laboran en condiciones peligrosas por sueldos miserables. El Acuerdo de Bangladesh ofrece a las marcas y detallistas la oportunidad de poner en orden su cadena de suministro, evitando así mayor daño a la mala reputación que han ganado por la muerte de otros trabajadores. Una coordinación exitosa sentará las bases para realizar una labor semejante en otras partes del mundo.

En junio, se identificó una fábrica peligrosa en la cadena de suministro de Tesco, una de las partes signatarias del Acuerdo. El caso de Liberty Fashions no se manejó a través del Acuerdo, ya que se produjo antes de que se establecieran los mecanismos del Acuerdo. Tesco, una de las más importantes marcas que ha firmado el Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh, merece que se le reconozca su mérito por el papel de liderazgo que realizó, al identificar los riesgos y cooperar con los sindicatos para que los trabajadores no quedaran expuestos al peligro.

Cuando el equipo de inspección de Tesco descubrió en junio que la fábrica No 2 de Liberty Fashions estaba en peligro inminente de derrumbarse, se inició un proceso para ver si se podía reparar la fábrica y conservar los puestos de trabajo de sus empleados. Una serie de marcas y minoristas trabajaron juntos para asegurar el pago de los salarios y prestaciones Eid de los trabajadores. Por desgracia, después de las conversaciones en Londres, el Sr. Huq, propietario de la fábrica, no pudo presentar un plan factible. Liberty ha acumulado una deuda de $18 millones,  y se encuentra en grave peligro de cierre. Sean Ansett, el director interino del Acuerdo, llevó a cabo negociaciones con la BGMEA y también se reunió con los dirigentes sindicales Roy Ramesh y Amirul Amin. En el momento de redactar este artículo, los trabajadores de Liberty Fashions estaban realizando una manifestación para exigir que el dueño de la fábrica les pague los sueldos que les debe, pero todavía no se ha encontrado solución al problema.

El caso Liberty fue un éxito, ya que se consiguióque los trabajadores salieran ilesos de una fábrica peligrosadonde podría haber ocurrido una catástrofe en cualquier momento. Aunque el caso Liberty no fue tratado bajo los auspicios del Acuerdo, el nuevo nivel de coordinación y cooperación que se creó por vía del Acuerdo incidió positivamente en el proceso.

 

El compromiso de IndustriALL Global Union con el pueblo de Bangladesh

Paralelamente con el trabajo en torno a la aplicación del Acuerdo, la acción de IndustriALL en Bangladesh se centra en torno a otros cuatro puntos, de acuerdo con el compromiso del Comité Ejecutivo:

  • Reforma de la legislación laboral para lograr libertad de sindicación
  • Aumentar el sueldo mínimo de US$38 al mes, hasta alcanzar un sueldo digno para 2015
  • Lanzar un proyecto masivo de sindicalización, de tal manera que existan sindicatos en 4.500 fábricas de prendas de vestir
  • Establecer un modelo de compensación para las víctimas de Rana Plaza y Tazreen

El Consejo de IndustriALL en Bangladesh organiza a los sindicatos afiliados para realizar acciones en forma unificada, bajo su Secretario General elegido, Roy Ramesh. Existe un enorme potencial de sindicalización y desarrollo de los sindicatos de trabajadores de prendas de vestir. Ahora IndustriALL se propone trabajar al respecto en un gran proyecto de sindicalización financiada en parte por la Confederación de Sindicatos de los Países Bajos, FNV.

Desde hace mucho tiempo, IndustriALL viene apoyando las campañas de sus afiliados en Bangladesh, exigiendo un aumento del sueldo mínimo del sector, de tal manera que sus trabajadores y trabajadoras reciban salarios dignos. En forma unida, los sindicatos del Consejo de IndustriALL en Bangladesh exigen que se aumente urgentemente el sueldo mínimo actual de $38 al mes, de tal manera que alcance mucho más de US$100 mensuales. El día 21 de septiembre, 200.000 trabajadores de la confección de Bangladesh realizaron movilizaciones masivas que se prolongaron durante tres días en Dhaka y en otras partes del país, para exigir un salario digno, rechazandoterminantemente la irrisoria oferta salarial que habían presentado las empresas en el curso de las negociaciones.

Recientemente, se ha centrado la atención en los debates dentro del Consejo de Salarios, que fuera creado por el gobierno para recomendar aumento del salario mínimo en todo el sector. IndustriALL ha criticado el hecho de que no haya habido ningún representante sindical en ese Consejo de Salarios. Sin embargo, la chispa que encendió las manifestaciones masivas de los trabajadores y trabajadoras en septiembre fue la propuesta inadecuada que presentaron las asociaciones empresariales BGMEA y BKMEA al Consejo de Salarios: estas asociaciones propusieron 3.600 taka al mes, un aumento de menos del 20 por ciento.

Roy Ramesh, Secretario General del Consejo de IndustriALL en Bangladesh, señaló lo siguiente:

El Consejo de IndustriALL en Bangladesh ha propuesto fijar los salarios mínimos en base a los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el costo de la vida, que es de aproximadamente US$120 al mes

En las movilizaciones realizadas en las zonas industriales de Gazipur, Savar, Tejgaon, Ashulia, Mirpur, Uttara, Badda, y Dhaka, los trabajadores concentraron su ira contra las poderosas organizaciones BGMEA y BKMEA, por ser las que impiden un aumento significativo de sus salarios.

Ha sido muy lento el progreso del Consejo de Salarios respecto al sueldo mínimo, y la BGMEA todavía pareciera estar esperando hasta noviembre o diciembre antes de llegar a un acuerdo. Parece que primeramente quieren viajar, con el Ministerio del Trabajo, a Tailandia, Camboya y Vietnam para estudiar la cuestión de un salario digno, y les gustaría tener seguridad de que las marcas y minoristas estén dispuestos a pagar precios justos. En recientes conversaciones de IndustriALL con grandes marcas como Inditex, H&M y Primark, las marcas han reiterado su compromiso claro con el aumento de los salarios mínimos. Al igual que muchas otras marcas, están dispuestas a pagar más, pero hasta ahora no hay ningún compromiso de parte de Walmart y sus aliados. Se corre el riesgo de más disturbios debido a la lentitud del progreso en este sentido.

Es prioridad fundamental realizar una campaña en favor de la reforma de la legislación laboral para que en Bangladesh se cumpla con las normas de la OIT. La legislación laboral contra los trabajadores ha sido un gran obstáculo para la sindicalización y la negociación colectiva. Los empresarios nacionales y compradores internacionales influyen fuertemente en el proceso de reforma, presionando constantemente al gobierno del Primer Ministro Sheikh Hasina para que mantenga en un nivel mínimo los derechos de los trabajadores.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha encabezado la campaña de presión sobre el gobierno de Bangladesh para que éste promulgue reformas auténticas de la legislación laboral. Inmediatamente después de la tragedia de Rana Plaza, del 1 al 4 de mayo, una delegación tripartita de alto nivel de la OIT realizó una crucial misión de visita a Dhaka, presentando un importante plan de acción de la OIT, que incluye los puntos siguientes:

  • Presentar al Parlamento, durante su próxima sesión que se iba a realizar en junio 2013, un proyecto de reforma de la legislación laboral, que tome en cuenta los planteamientos de los socios tripartitos y que mejore la protección, en la letra y en la práctica, de los derechos fundamentales de libertad de sindicación y de negociación colectiva, y que mejore también la seguridad y salud en el trabajo.
  • Implementar, en su totalidad, el Plan de Acción Tripartito Nacional sobre seguridad contra incendios en la industria de la confección en Bangladesh, y extender su alcance para incluir la integridad estructural de los edificios, a fin de mejorar la salud y seguridad laborales de este sector, así como de otros sectores vulnerables, que deberán ser identificados en colaboración con las partes interesadas pertinentes.
  • La contratación por parte del Gobierno, en un plazo de seis meses, de 200 inspectores adicionales, procurando que el Departamento del Inspector General de Inspecciones en las Fábricas y Establecimientos actúe a nivel de Dirección con una asignación presupuestaria anual adecuada para permitir i) la contratación de al menos 800 inspectores y ii) el desarrollo de la infraestructura necesaria para su correcto funcionamiento.

Indemnización - estableciendo normas para el futuro

La cuestión de la compensación es un área de trabajo complejo, pero importante, en que han de participar numerosos actores. IndustriALL ha tomado la iniciativa, logrando que la OITse constituya como presidente neutral del proceso de indemnización que se lleva a cabo después de las tragedias de Rana Plaza y Tazreen. Aunque en sí y para sí es importante conseguir compensación para las familias de las víctimas y los trabajadores y trabajadoras lesionados en estos siniestros industriales, la importancia de este proceso se ve reforzada por la posibilidad de establecer un precedente en caso de futuros accidentes mortales.

En las negociaciones con las marcas y detallistas que se abastecían con productos de Rana Plaza, IndustriALL ha presionado para que se apruebe un propuesto modelo de compensación que se caracteriza por tener diversas variantes y cierto grado de flexibilidad. La prioridad es que se pague un buen nivel de compensación con carácter de urgencia, y que se establezca un mecanismo y precedentepara evitar largas demoras en el futuro.

En las negociaciones al respecto, los expertos internacionales han presentado información sobre la mejor práctica para la creación de un fondo de compensación, supervisado por un comité compuesto de diversos interesados, que podría establecerse a través de un acuerdo de todas las partes involucradas. Se necesita encontrar una solución duradera, en asociación con las marcas, la OIT, el gobierno de Bangladesh, la BGMEA, los sindicatos de Bangladesh y las ONG. Se espera sinceramente que se haya encontrado una solución para cuando esta revista esté en circulación.

Algunas empresas, tales como Walmart y Gap, se negaron a participar en las negociaciones, mientras que a otras hubo que darles un empujón. Hasta la fecha, la marca británica Primark ha tomado la iniciativa en responder a tiempo, procurando que 3.630 familias y lesionados reciban seis meses de sueldo, hasta finales de octubre. Primark también puso a disposición su infraestructura bancaria local en Bangladesh para proporcionar los fondos de que se disponga con carácter de urgencia.

Al denunciara las empresas que no asistieron a las negociaciones sobre compensación que se llevaron a cabo en Ginebra, del 11 al 12 de septiembre, Monika Kemperle, Secretaria General Adjunta de IndustriALL,declaró:

Es realmente espantosa la indiferencia de las marcas ausentes por la difícil situación de los trabajadores y trabajadoras de Bangladesh cuyas vidas han sido destruidas por los accidentes que pudieron haberse evitado en Tazreen y Rana Plaza. Desde el incendio de Tazreen y el derrumbe de Rana Plaza, esas multinacionales occidentales,que se han dedicado a ofrecer falsas promesas y mentiras, han podido evitar el pago de indemnizaciones que equivalen a un porcentaje mínimo de su volumen de ventas.

La conclusión fundamental es que en Bangladesh las multinacionales pueden permitirse el pequeño gasto que implica transformar las condiciones de trabajo en su cadena de suministro. Sin un cambio sistémico en cada una de estas áreas de acción, los trabajadores seguirán laborando en condiciones de trabajo forzado, ganando salarios miserables, sin el derecho de afiliarse a un sindicato. IndustriALL seguirá al frente de la lucha para lograr los cambios que los trabajadores de Bangladesh necesitan y merecen, y para que este sector sea seguro y sostenible.

Incendio enTazreen Fashions

Murieron más de 120 trabajadores y trabajadoras, resultando un número igual de lesionados, en un horroroso incendio que se produjo en la fábrica de prendas de vestir de Tazreen Fashions, cerca de Dhaka, el 24 de noviembre de 2012.

Visite el sitio web del Acuerdo de Bangladesh, en www.bangladeshaccord.org

 

Sueldo vital

Un sueldo vital, o salario digno, es el ingreso mínimo necesario para que un trabajador pueda satisfacer sus necesidades básicas, como vivienda, ropa y comida. Los salarios miserables tienen un impacto devastador sobre los trabajadores. Desde África hasta Asia y América Latina, el Salario Digno es un problema mundial, constituyendo parte fundamental del Programa de Trabajo Decente. Junto con sus afiliados, IndustriALL está realizando una campaña sobre este tema.

Para mayor información al respecto, ver

www.industriall-union.org